Ya son 4 mil los policías federales que recurren al amparo

La intención es que ya sea que los agentes se integren a la Guardia o a alguna de las 10 opciones que se les ofrece se le garanticen sus prestaciones

- Publicidad -

Unos cuatro mil elementos de la Policía Federal buscan garantizar sus derechos laborales mediante juicios de amparos, ya sea que se integren a la Guardia Nacional o a otras dependencias federales.

Esta semana se determinará si se aceptan los amparos tramitados.

Iván Chávez, integrante del colectivo Ciudadanos Uniformados AC y promotor de los recursos legales, confirmó que el viernes pasado se presentaron dos juicios de amparos y se espera que este lunes se presenten cinco más.

“El acto que estamos reclamando es el acuerdo de fecha 28 de junio, en el que se establece que solamente los elementos de las policías naval y militar conservarán todas sus prestaciones al pasar a la Guardia Nacional”, detalló.

Aseguró que los demandados son Andrés Manuel López Obrador y los titulares de la Secretarías de la Defensa, Marina y Seguridad y Protección Ciudadana.

Establece que su objetivo es que las autoridades federales, sin importar el destino que le quieren dar a los agentes, respeten sus derechos, incluso si llegan a ser despedidos.

Dijo que por ahora no han existido despidos, por ello no se están enfocando en el tema de una indemnización.

Afirma que hasta este domingo, cerca de 4 mil elementos han firmado el amparo.

Además, informó que en Veracruz, Chihuahua, Estado de México, Baja California y San Luis Potosí también se han presentado amparos, los cuales han sido firmados por cerca de 500 elementos.

El diario El Financiero ha obtenido testimonios de los policías que ya fueron aceptados en la Guardia Nacional y que ya se integraron a dicho cuerpo, ha sido sin la documentación que justifique el traslado ni explique su situación legal.

Acusan que se les modificarán sus percepciones, pues les quitaron algunos bonos con los que contaban, uno de ellos el de operatividad; además los cambiarán de forma permanente en estados lejanos a su lugar de origen o domicilio.

Acusan que muchos de los no aceptados en la Guardia, además de su reducción salarial, serán enviados a otras dependencias “a cuidar puertas, cuando estamos preparados para otras cosas”.

En tanto, los agentes continúan con la toma de las instalaciones del Centro de mando de la Policía Federal.

(Con información de El Financiero)

Comentarios