Xóchitl Tress, presunta novia de Javier Duarte, a un paso de la libertad

Aunque fue sentenciada a tres años de cárcel por enriquecimiento ilícito, la veracruzana, podría salir bajo fianza.

- Publicidad -

Como parte de un proceso abreviado que contempla el nuevo sistema de justicia, la ex funcionaria estatal veracruzana, Xóchitl Tress, presunta amante de Javier Duarte de Ochoa se declaró culpable de enriquecimiento ilícito y con ello las partes acordaron tres años de prisión conmutables por ese delito e inhabilitarla por tres años para ocupar cargos públicos, lo cual deberá ser ratificado por el Juez de Control Rafael Hernández Virués duramente criticado por sus vínculos con el Partido Acción Nacional y la familia de Miguel Ángel Yunes Linares. 

Al ser conmutables, el juzgador deberá determinar la cantidad  a pagar como reparación del daño y entonces la acusada podrá salir en libertad. 

El artículo 206 del Código Nacional de Procedimientos Penales indica que la sentencia debe emitirse durante las próximas 48 horas.

Tress, funcionaria en la administración de Duarte como titular del Instituto de Espacios Educativos del estado, fue detenida el pasado lunes por la fiscalía de la entidad. 

Antes de estar en el gabinete de Duarte, Tress se postuló como diputada federal, además  de que compitió para una alcaldía en Veracruz, como candidata del PAN, pero en las dos ocasiones fracasó.

El jueves pasado, Tress fue  vinculada a proceso por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, pues las autoridades consideraron que sus ingresos no concordaban con sus bienes que superaban los 4 millones de pesos.

En esa audiencia se ratificaron los dos años de prisión preventiva y el embargo de sus bienes que se habían decretado cuando fue detenida en Puerto Vallarta. 

El Juez de Control determinó que “la fiscalía de la entidad presentó suficientes elementos para considerarla probable responsable del delito de enriquecimiento ilícito” por el que la vinculó a proceso. 

“La viuda alegre”, como también es conocida, estuvo casada con el panista Gregorio Barradas, quien fue ejecutado en noviembre del 2010 antes de tomar posesión como alcalde del municipio Juan Rodríguez Clara. 

Después llamó la atención verla en eventos sociales y fiestas acompañada de políticos por lo que pronto fue apodada como “La viuda alegre” o “La  viuda negra”.

En el 2014 sufrió un linchamiento mediático luego de que fueron publicadas fotografías íntimas de ella al lado del legislador priista Rafael Rodríguez, quien fue rival político de su fallecido esposo.

(Con información de El Universal)

Comentarios