Con venta de departamentos en Santa Fe, Sedena financiará Guardia Nacional

Como candidato, Andrés Manuel López Obrador se había opuesto a que se “comprometan bienes de la nación”, cuando se especuló en enero, que el campo militar sería vendido

- Publicidad -

El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, informó que 85 batallones de la Guardia Nacional serán financiados por la venta de departamentos de lujo edificados en terrenos de la dependencia en Santa Fe, una de las zonas de mayor plusvalía en México.

Por si fuera poco, además de incursionar en el negocio inmobiliario, serán responsables de construir el nuevo aeropuerto en la base aérea de Santa Lucía, pues el mando castrense advirtió que no participarán empresas constructoras, “que a lo mejor se llevan mucho dinero”.

De acuerdo a documentos publicados por Ciro Gómez Leyva, en una plática con personal de tropa en el Campo Militar número 13 en Tepic, Nayarit, el secretario detalló que la Sedena construirá viviendas de lujo para venta de particulares en Santa Fe.

Ante 420 elementos de la institución, comentó “esa parte es muy cara, el metro cuadrado, es una zona residencial, son puros departamentos de lujo y se va a hacer en todo ese terreno”.

Dijo que lo recaudado se le otorgará a la Sedena para poder desarrollar las instituciones de la Guardia Nacional.

El cálculo es que pueda financiar 85 batallones.

El titular de la Sedena es optimista y cree que ese negocio les alcanzará para “cambiar a toda la industria militar a Puebla, un proyecto que pensó el general Cienfuegos. Apenas empezamos la tercera fase, luego la cuarta y se lleva mucho dinero, pero de ahí va a salir”.

Y es que considera que “es tan caro ese terreno que vamos a lograr sacar el dinero suficiente para todas estas construcciones”.

El terreno donde se edificarán viviendas de lujo había sido desincorporado en enero por la Secretaría de Hacienda, lo cual desató toda clase de rumores de venta.

En aquel entonces el candidato Andrés Manuel López Obrador se opuso a una posible privatización.

Sin embargo, en julio, Hacienda le devolvió a la Sedena el usufructo legal del predio de Campo Militar F-1.

La propiedad abarca un millón 522 mil metros cuadrados, según el Diario Oficial de la Federación.

La explicación de la desincorporación fue que se hicieron trámites para transferir parte de la propiedad a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que sea utilizada como derecho de vía del tren interurbano México-Toluca.

En reiteradas ocasiones la actual jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum había solicitado a la Sedena que cediera ese terreno para la regulación de aguas pluviales.

(Con información de Milenio)

Comentarios