Venezuela culpa a México por falta de seguridad en su llegada a la Asamblea de la OEA

Dice la delegación venezolana que el gobierno mexicano es cómplice de las agresiones verbales y amenazas que sufrieron a su arribo.

- Publicidad -

Luego de que ayer la Canciller de Venezuela Delcy Rodríguez, denunciara a través de Twitter que el gobierno mexicano debía aclarar si apoya a los violentos que están en Cancún para atacar a su delegación, hoy Samuel Moncada, Vicecanciller venezolano para América del Norte, fue más allá y declaró que las propias autoridades en México son cómplices por permitir estos hechos.

Según Moncada, la complicidad recae en que se le habría advertido al gobierno sobre las amenazas, por lo que debía aumentarse el nivel de seguridad (lo cual aseguran que no se hizo) para impedir “que extremistas fanáticos venezolanos vengan a agredir a la delegación venezolana”.

La Canciller Rodríguez denunció formalmente a través de su cuenta tanto al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, como al Canciller mexicano Luis Videgaray por los ataques verbales y amenazas sufridas en contra del propio Moncada, así como de la Embajadora Carmen Velásquez.

Supuestamente, el activista Gustavo Tovar Arroyo se habría filtrado a las instalaciones del Hotel Moon Palace, para agredir a los representantes del gobierno de Nicolás Maduro.

Según Moncada “aquí puede haber cualquier loco con armas infiltrado y la seguridad mexicana aún no ha aparecido, el Gobierno es cómplice y faltó a su obligación de prestarnos seguridad”.

Aunque el hotel se encuentra rodeado por un fuerte dispositivo de seguridad, estos días también continúa recibiendo turistas, además de los miembros de la OEA.

Aunque el gobierno mexicano aun no ha emitido respuesta alguna, para la delegación venezolana tanto la Secretaría General de la OEA como la administración de Enrique Peña Nieto están buscando “crear condiciones imposibles para que Venezuela no participe en la asamblea”, lo cual consideran una emboscada.

Venezuela, quien se opone por completo a cualquier tipo de mediación por parte de la OEA en la actual situación de su país (y que ya pidió por lo mismo su salida de la organización), aún es duda para asistir a la reunión que mantendrán los distintos cancilleres sobre la crisis social y política en dicho país.

La Asamblea concluirá hasta este miércoles, y se espera que la canciller Delcy Rodríguez se sume el día de mañana a la reunión máxima del organismo que contará con la presencia en total de 34 representantes de Estado y que además podría tener alcances históricos, según lo reveló el propio secretario general adjunto de la OEA, Néstor Méndez.

(Con información de Reforma)

Comentarios