Valora Gobierno cancelación del contrato Braskem-Idesa con Pemex

Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX)
- Publicidad -

El Gobierno federal está valorando la posibilidad de cancelar un contrato con el consorcio de la firma Braskem, filial de la constructora brasileña Odebrecht, e Idesa.

Así lo dio a conocer esta mañana en conferencia de prensa el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien planteó incluso la creación de una empresa nacional para producir polietileno.

“Se está revisando si se puede cancelar el contrato, si legalmente es posible hacerlo, porque también debemos actuar con legalidad que haya estado de derecho, si hay una investigación sobre este tema pero insisto, lo más importante es que nunca más vuelvan a suceder estas prácticas”, declaró el Presidente en relación a la asociación Braskem-Idesa (controlada por Braskem con 75 por ciento), que se unieron para crear Etileno XXI, un complejo petroquímico para la producción de polietileno.

Cabe recordar que, antes de que Etileno XXI entrara en operación, Pemex tenía un exceso de etano. Pero en los últimos años, luego de un declive sostenido en la producción, sus 88 mil barriles por día (bpd) de etano son insuficientes para alimentar sus complejos Morelos y Cangrejera con 66 mil 900 bpd y, además, cumplir con entregarle 66 mil bpd a Braskem-Idesa.

“Se dejó sin gas a las plantas petroquímicas de Pemex para abastecer de gas a esta planta de Odebrecht. No sólo eso, para instalar la planta se les dio crédito de Nacional Financiera y de Bancomext”, destacó el Mandatario.

Debido a la falta del gas, Pemex ha tenido que importarlo para cumplir con el contrato que tiene con Braskem, filial de Odebrecht, y la mexicana Grupo Idesa, lo que le ha generado un costo de oportunidad de 100 millones de dólares anuales desde 2016, según cálculos de Reuters basados en cifras oficiales.

El acuerdo, firmado en 2016 por la Administración de Enrique Peña Nieto, estipula el abasto de 66 mil barriles diarios de etano para Etileno XXI a lo largo de 20 años.

De acuerdo con el último informe de la cuenta pública, realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), empresas como Etileno XXI no generaron valor económico a Pemex, pues registraron pérdidas en su operación por 4 mil 861 millones de pesos.

El Presidente de México asegura que esas prácticas ya no se replicarán en México.

Considera que ya no hay disposición ni del sector público ni del privado para hacerlo.

“Lo importante es que esas operaciones fraudulentas ya no se emiten y no solo es por la actitud del Gobierno sino también por la actitud asumida por el sector empresarial”, aseguró el Mandatario en Palacio Nacional.

De cancelar el contrato, Pemex deberá comprarle al consorcio el complejo Etileno XXI, valuado actualmente en unos 1 mil 200 millones de dólares, además de pagarle otros gastos, según un anexo del contrato visto por Reuters.

(Con información de Milenio)

Comentarios