Usa TransCanada declaraciones de Urzúa y exige a CFE 250 mdd

- Publicidad -

La empresa TransCanada reclamó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el pago de 250 millones de dólares.

Lo anterior, derivado de los temores de un incumplimiento al contrato firmado en 2016 para el transporte de gas natural, que reforzaron con las declaraciones hechas por el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa al semanario Proceso, en el que este advertía que podía ser que el gasoducto Texas-Tuxpan “haya salido caro, como afirma (Manuel) Bartlett (director de CFE), pero lo cierto es que nosotros firmamos un contrato y debemos cumplirlo”.

En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador, lamentó la decisión tomada por la empresa respecto a presentar formalmente una demanda por dicha cantidad, pues aseguró que el compromiso era revisar los contratos por gasoductos, dialogar y, en tanto no se llegara a un acuerdo, no se presentarían denuncias.

“Un compromiso era que cuando se está dialogando no hay demandas. Una de las empresas presenta una demanda en el diálogo y la demanda se apoya en la declaración que le hizo a Proceso Carlos Urzúa; es decir, utilizan esa declaración a favor de la causa de la empresa”, reclamó el mandatario este miércoles.

De acuerdo con la copia del documento compartida por el Gobierno, TransCanada explica que la declaración de Urzúa:

“(…) robustece y confirma el temor fundado de IMG (Infraestructura Marina del Golfo conformada por IEnova y TransCanada) de que CFE considere —erróneamente— que IMG está en incumplimiento del Contrato de Servicios de Transporte de Gas Natural de 178 de junio de 2016, en consecuencia, requiera el pago de la Carta de Crédito materia de las presentes medidas cautelares”.

Además de adjuntar un ejemplar original de la revista Proceso, en esta prueba adicional se reproducen tres párrafos entrecomillados de lo dicho por Urzúa en la entrevista publicada el pasado 14 de julio.

El presidente López Obrador insistió en que en los contratos a los que se refieren “se abusó mucho” y “ni siquiera los firmó el director de la CFE, fueron chivos expiatorios. Queremos cambiarlos porque los precios están por las nubes” y no puede aceptarse un contrato leonino.

Además, aclaró que CFE nunca demandó a las empresas por dichos contratos y solo actuó en respuesta a las demandas.

Por su parte, el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, declaró al finalizar un encuentro con el mandatario que el caso de los gasoductos continúa en diálogo buscando llegar a un acuerdo que beneficie a todos y no que perjudique a ninguna de las partes.

(Con información de Milenio)

Comentarios