Una muerte brutal ensombrece el Día de la Conciencia Negra en Brasil

20 de noviembre de 2020.-Manifestantes protestan por la muerte de Joao Alberto Silveira frente a una tienda Carrefour, a manos de dos agentes de seguridad. Foto: SILVIO AVILA / AFP
- Publicidad -

La muerte el jueves por la noche de un hombre negro que recibió una paliza de agentes de seguridad blancos en un supermercado del grupo Carrefour en Porto Alegre ensombreció este viernes la conmemoración del Día de la Conciencia Negra en Brasil.

Un video grabado con un celular por un testigo y divulgado por los medios de comunicación y las redes sociales capta el momento en que Joao Alberto Silveira Freitas, un soldador de 40 años, es agredido con múltiples puñetazos por uno de los agentes mientras el otro lo mantenía inmovilizado hasta reducirlo.

Según relatos de la prensa local, basados en testimonios de la Brigada Militar [Policía Militar, un cuerpo que depende de la autoridad de cada estado] de Río Grande del Sur, presuntamente el hombre amenazó a una trabajadora del supermercado, quien llamó a los agentes de seguridad que le propinaron la paliza a la salida del centro.

Los servicios de emergencia intentaron reanimar al hombre, que terminó muriendo en el lugar.

Los dos agresores fueron detenidos. Uno de ellos es policía militar en régimen temporal y trabaja en ese supermercado en su tiempo libre.

Este hecho desató el repudio de personalidades y usuarios de la redes sociales desde el jueves por la noche, como el expresidente izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, el futbolista Richarlison, del Everton inglés, o la cantante Ludmilla.

Y sacudió este viernes el Día de la Conciencia Negra en un país que convive con un racismo estructural desde hace siglos.

Manifestaciones de protesta por la muerte fueron convocadas en Porto Alegre, Sao Paulo y Río de Janeiro, para sumarse a los actos ya previstos en esta jornada que recuerda la muerte de Zumbi de los Palmares, último líder de una rebelión de esclavos en el noreste del país, asesinado en 1695 por los colonos portugueses.

Un amigo de la víctima que presenció la paliza dijo al portal de noticias G1 que, mientras era golpeado, Silveira Freitas “gritó que no conseguía respirar”, una frase que evoca la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció asfixiado por un policía blanco en Minneapolis (Estados Unidos), un hecho que conmocionó al mundo entero y desató movilizaciones masivas en todo el país.

– “En Brasil no existe racismo”, dice vicepresidente –

El presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, no reaccionó de inmediato a la muerte de Silveria Freitas.

Su vicepresidente, Hamilton Mourao, dijo que el asesinato “lamentable” fue obra de “un agente de seguridad nada preparado para la actividad” y negó que se tratara de un hecho racista.

“Para mí, en Brasil, no existe el racismo. Eso es una cosa que quieren importar aquí a Brasil. Eso no existe aquí”, zanjó.

En un comunicado, la filial brasileña del grupo francés Carrefour lamentó la “brutal muerte” de Silveira Freitas y aseguró que tomará las “medidas pertinentes para responsabilizar a los implicados en este caso criminal”.

Carrefour “romperá el contrato con la empresa que responde por los agentes de seguridad que cometieron la agresión. El trabajador que estaba a cargo del supermercado en el momento del incidente será despedido”.

“De 20 de noviembre a 20 de noviembre y todos los días, la estructura racista de este país nos trae brutalidad como regla!”, escribió en Twitter el activista social Raull Santiago.

En Brasil, el último país de América en abolir la esclavitud, en 1888, más de la mitad de los 212 millones de habitantes son negros o mestizos.

Los afrodescendientes sufren elevados índices de violencia policial y callejera, pobreza y marginación social. Además, están escasamente representados en la política y en el ámbito empresarial, entre otros.

El número de asesinatos de negros aumentó un 11,5% entre 2008 y 2018, mientras que entre los no negros disminuyó un 12,9%, según el “Atlas de Violencia” publicado en agosto pasado por el Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA), vinculado al Ministerio de Economía.

(AFP)

Comentarios