El turismo en Asia, víctima colateral del virus chino

Un turista chino a su llegada a Bali, Indonesia. Foto: SONNY TUMBELAKA / AFP
- Publicidad -

La decisión de Pekín de suspender los viajes organizados al extranjero para intentar contener la epidemia del virus de Wuhan podría afectar de manera considerable al turismo mundial, empezando por algunos países asiáticos que dependen en particular de los visitantes chinos.

Por lo menos 80 personas han muerto en China tras haber sido infectadas por este nuevo coronavirus, según el último recuento provisorio de las autoridades locales, que multiplican las medidas drásticas para frenar el contagio tanto en el interior como en el exterior del país.

Tras el aislamiento de la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia, y luego de casi toda la provincia central de Hubei donde viven más de 56 millones de habitantes, Pekín anunció este fin de semana la suspensión de los viajes organizados en China y el extranjero.

El número de turistas chinos en el extranjero se ha multiplicado casi por diez desde 2003, el año de la epidemia de SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), otro coronavirus, indicó la consultora Capital Economics en un informe.

“Los gastos de visitantes chinos representan actualmente una parte importante del PIB” (Producto Interno Bruto) de algunos territorios y países asiáticos, como Hong Kong, Camboya, Tailandia y Singapur, según Capital Economics.

En 2003, la epidemia del SRAS en Asia había provocado una caída de cerca de un tercio del número de turistas chinos.

Si este año se produce una caída similar, “esto amputaría entre 1,5 y 2 puntos de porcentaje del PIB de los países más vulnerables”, agrega Capital Economics.

Turista china utiliza un cubrebocas en Indonesia

– Golpe para cosméticos japoneses –

En Tokio, la caída del turismo chino ya se hacía sentir en Asakusa, un barrio turístico de la capital con pequeñas tiendas, restaurantes y templos.

“Tenemos menos gente este año”, declaró este lunes a la AFP Yoshie Yoneyama, la encargada de una tienda de pasteles y bebidas japonesas tradicionales en Asakusa.

“Vemos en particular menos turistas chinos. Diría que hay la mitad menos con respecto al año anterior o el precedente”, afirmó.

Los chinos se han convertido en el primer contingente de turistas extranjeros en Japón desde que se flexibilizaron las restricciones en sus visados en 2015.

Pasaron de menos de 450 mil en 2003 a cerca de 8,4 millones (sin contar hongkoneses) en 2018, cerca del 27% del total de visitantes extranjeros en Japón, según estadísticas de la Organización Japonesa de Turismo (JNTO).

Debido al virus, será “muy difícil” para Japón  alcanzar en 2020 su objetivo de 40 millones de turistas, incluso con los Juegos Olímpicos de este verano, advirtió Yuki Takashima, economista de Nomura Securities consultado por la AFP.

Una fuerte caída de los turistas chinos en Japón tendría consecuencias más allá del sector turístico, porque esos visitantes compran generalmente durante su estadía electrodomésticos y cosméticos nipones, explicó.

En Japón, “90% de las compras de cosméticos hechas por turistas extranjeros viene de clientes chinos”, recordaron analistas de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley en un informe.

Estación de tren en Bangkok, Tailandia

– Playas desiertas en Phuket –

De todos modos, la economía japonesa debería soportar el impacto, mejor que otros países asiáticos más dependientes del turismo, como Tailandia, según Stephen Innes, estratega en AxiCorp, consultado por la AFP.

El turismo representa cerca del 18% del PIB tailandés, y los chinos son más de un cuarto de los visitantes extranjeros del país.

El vacío dejado por los chinos ya se hace sentir en la turística Phuket, en el sur del país: “Estamos muy preocupados. Desde hace dos días las calles, los comercios y las playas están desiertos”, declaró el lunes a la AFP Claude de Crissey, hotelero y cónsul honorario de Francia en Phuket.

“Si la situación se prolonga podría ser dramático”, advirtió.

(AFP)

Comentarios