Trump dice a Duque que es necesario “fumigar” para la lucha antidrogas

El presidente colombiano, Iván Duque sobrevuela plantíos de coca en Catatumbo, al sur del país el 08 de agosto de 2019. Foto: HO / Colombian Presidency / AFP
- Publicidad -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este lunes la fumigación de cultivos ilícitos para la lucha antidrogas, al recibir en la Casa Blanca a su homólogo colombiano, Iván Duque.

El gobierno de Duque espera reanudar la fumigación de cultivos ilícitos para luchar contra el narcotráfico, una iniciativa aplaudida por Estados Unidos pero muy resistida por campesinos y organizaciones de derechos humanos.

“Bueno, van a tener que fumigar. Si no fumigan no se van a deshacer de ellos”, dijo Trump en referencia a los carteles de droga, contestando a la pregunta de un periodista.

El presidente de Estados Unidos recibió a Duque en el despacho Oval de la Casa Blanca, para una reunión que según Trump fue planeada rápidamente “durante el fin de semana”.

Iván Duque, presidente de Colombia se reunió con su homólogo de estados Unidos, Donald Trump en la Casa Blanca

Las aspersiones aéreas con glifosato para la lucha antidrogas en Colombia fueron suspendidas en 2015, cuando el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos acogió una advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que consideró ese herbicida como “probablemente” cancerígeno.

El gobierno de Duque ha dicho que está elaborando informes de impacto sanitario y ambiental para cumplir con los requisitos establecidos por la Corte Constitucional de Colombia para reiniciar el programa, comprometiéndose a minimizar los efectos adversos.

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, con 169.000 hectáreas sembradas en 2018 y un potencial para producir 1.120 toneladas de cocaína, según la ONU.

Apenas en enero, Iván Duque, aseguró que la institución financiera de desarrollo internacional del gobierno de Estados Unidos entregará al país 5.000 millones de dólares para invertir en zonas afectadas por el narcotráfico.

Equivalente a casi el doble del valor de la cosecha cafetera del 2019, la mayor producción del país en casi tres décadas, el monto será desembolsado a lo largo de tres años, precisó una fuente de Presidencia.

“La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE.UU. ha anunciado que aportará cerca de US$5 mil millones para programas sociales en territorios afectados con cultivos ilícitos”, escribió el mandatario en Twitter, resumiendo una declaración que hizo en compañía de Adam Boehler, director ejecutivo de la organización.

Boehler aseguró que la ayuda se destinará principalmente al “desarrollo de regiones, aumentando el ingreso per cápita y el empleo”.

“Es clave no solo involucrarnos en la erradicación (de cultivos), sino en el lado positivo de las cosas y en el lado del desarrollo”, aseguró desde una zona cocalera del suroeste del país que visitó con Duque.

Parte de la inversión será destinada a la sustitución de cultivos ilícitos y al apoyo de proyectos productivos de excombatientes de la exguerrilla FARC que se acogieron al histórico acuerdo de paz de 2016.

Tras el desarme de 7.000 combatientes, grupos armados locales y carteles mexicanos como el de Sinaloa han asumido el control del tráfico drogas en sitios apartados de Colombia, principalmente en departamentos cercanos a puertos marítimos del Pacífico colombiano.

El gobierno señala al narcotráfico como responsable de la escalada de la violencia que desde la firma de la paz ha cobrado la vida de al menos 303 líderes sociales o activistas de derechos humanos que trabajan en zonas ocupadas por grupos ilegales.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha criticado con severidad el alza récord de narcocultivos en Colombia.

Pero Duque, que llegó al poder en agosto de 2018 con la promesa de modificar el pacto con los rebeldes, ha lanzado un plan antidrogas que prevé reducir a la mitad el territorio cultivado con coca entre 2022 y 2023, así como reactivar la aspersión con glifosato, una iniciativa aplaudida por Estados Unidos.

La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional fue creada con apoyo bipartidista estadounidense y el aval de Trump en 2018, aunque comenzó a operar oficialmente el 2 de enero de 2020.

(AFP)

Comentarios