Trump busca pagarle a México para que expulse migrantes

En lugar de un gran muro, al parecer ahora Estados Unidos busca evitar que los migrantes lleguen a la frontera

- Publicidad -

El Departamento de Seguridad Nacional informó que Estados Unidos ha planteado pagar a México 20 millones de dólares a fin de que expulse a miles de migrantes indocumentados.

Según la vocera de ese departamento, Katie Waldman “esta propuesta es parte de un esfuerzo multidisciplinario para atajar la crisis en nuestra frontera sur”.

De esta forma, la propuesta planteada al Congreso es obtener 20 millones de dólares de los fondos de asistencia al extranjero y utilizarlos para ayudar a México para que financie el transporte y proceso de deportación de al menos 17 mil personas que se encuentran en su territorio de forma ilegal.

Según Waldman se está trabajando “estrechamente con nuestros compañeros mexicanos para combatir el aumento de las detenciones en la frontera, con un 38% más de familias arrestadas en el mes de agosto, para asegurar que quienes tengan peticiones legítimas tengan las protecciones apropiadas”.

Con esta medida buscan aliviar los flujos migratorios que llegan a Estado Unidos por la zona limítrofe meridional.

Fuentes legislativas confirmaron este jueves la validez de esa iniciativa presentada por el jefe del ejecutivo.

De esta forma se entregarían tales recursos a México para deportación de los migrantes irregulares que se encuentran de paso y que buscan acceder a Estados Unidos.

Esta iniciativa llega después de que la secretaria de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, se reuniera ayer con el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray en Washington.

Y después de que la Cancillería aseguró que ambos “dieron continuidad a los trabajos en materia de cooperación migratoria y seguridad entre ambos países”.

Sin embargo, el director de la organización Foro Nacional de Inmigración, Ali Noorani, consideró que tal propuesta “no es política, es desesperación”, y dijo que “no deberíamos pagar a otro país para que haga nuestro trabajo sucio”.

El Gobierno norteamericano aún no ha gastado cerca de 3 mil millones de dólares que tiene destinados a ayuda extranjera y ante la frustración de la actual Administración de no recibir recursos a sus prioridades migratorias, entonces buscaría que el Departamento de Estado transfiera el dinero hacía el Departamento de Seguridad Nacional y después le sea entregado a México.

Pero Eliot Engel, representante demócrata por Nueva York mostró su reprobación ante la medida pues asegura que “el Congreso tenía la intención de que este dinero ayudara a levantar a comunidades que combaten al crimen, la corrupción y muchos otros desafíos, no para expandir la cruzada de deportaciones de esta Administración”.

Y advirtió que hará todo lo posible para detenerlo desde el Comité de Asuntos Exteriores en la Cámara de Representantes, pues considera que el Departamento de Estado no puede ignorar al Congreso y botar más dinero hacia las deportaciones.

Con este programa, México sería responsable de detener y hacer una revisión judicial de los migrantes antes de deportarlos, un largo y a veces incómodo proceso legal en Estados Unidos para deportar a los solicitantes de asilo, algo que ha desesperado a Trump, quien ha pedido que el proceso debería acelerarse.

(Con información de El Universal y The New York Times)

Comentarios