Trump anuncia plan para reducir impuestos a los más ricos

También contemplan bajar impuestos a las empresas, ademas de simplificar el sistema tributario.

Joshua Lott/Getty Images/AFP
- Publicidad -

El partido republicano presentó en el Congreso de los Estados Unidos el muy esperado proyecto de reforma fiscal, donde como se esperaba, se le da prioridad a las corporaciones millonarias y a los más ricos de la nación, aunque navega con la bandera de buscar rebajar impuestos a los norteamericanos de clase media.

La propuesta presentada por el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, no da detalles sobre cómo se compensarán los recortes en ingresos fiscales, sin que se agrave el deficit federal, pues su intención es reducir los gravámenes a las empresas, entre un 35 por ciento y un 20 por ciento, lo cual se localiza por debajo de la media de los países desarrollados, que es 22.5 por ciento.

Ryan dijo que esta es “la mejor oportunidad de nuestra generación de bajar los impuestos para la clase media, crear empleos en Estados Unidos e impulsar el crecimiento económico”.

Cabe destacar que la reforma busca de igual forma, simplificar el sistema tributario, además de casi duplicar  la deducción estándar de la mayoría de los estadunidenses.

Esto quiere decir que la escala de impuestos a los ingresos de particulares disminuiría, pues en vez de existan siete franjas de impuestos, habrá solamente tres, con una tasa máxima del 35 por ciento, a diferencia de la de 39.6 por ciento, que se maneja hasta la fecha.

Los republicanos buscan con dicha medida aplicar tasas considerablemente más bajas a la empresas, con la intención de que sean más competitivas a nivel global.

Aunque también estudian crear una franja de imposición para los ciudadanos mas ricos, esta propuesta aún está lejos de cristalizarse.

Trump y su partido también quieren simplificar el pago de impuestos para que pueda realizarse mediante una carta postal, deshaciéndose así de numerosas deducciones y nichos fiscales que se han acumulado en un código fiscal que se ha complicado cada vez más, con el paso de los años.

Para los republicanos solo existen dos deducciones populares que vale la pena defender: la deducción de los intereses a los prestamos inmobiliarios y las que se otorgan a las donaciones caritativas, no obstante el tema aún deberá discutirse arduamente, durante los siguientes meses.

El Congreso aún tendría opción de agregar una cuarta opción a las tasas creadas de 12, 25 y 35 por ciento, pero aún no está definido cuál sería el recorte de impuestos para una familia de clase media norteamericana, pues el plan no señala los niveles de ingresos para cada una de estas tasas.

Los republicanos también buscan abolir el “impuesto a la muerte”, quitando el tributo a la herencia, dándole un regalo de Navidad a los más ricos del país, que heredan empresas, inversiones y propiedades, como el propio presidente Donald Trump.

El Mandatario presentó hoy dicha reforma durante un discurso en el estado Indiana, luego de reiterados fracasos por parte de su Gobierno y partido, al tratar de abolir la ley de cobertura de salud instaurada por su antecesor Barack Obama, popularmente conocida como “Obamacare”

(con información de Milenio)

Comentarios