Trump acaba con la equidad en internet, otro legado de Obama

Esta medida es impulsada por las empresas proveedoras y permite imponer paquetes de diversas velocidades y accesos

Alex Wong/Getty Images/AFP
- Publicidad -

Llegó el fin de una era. Tras el anunció de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su siglas en inglés), quien aprobó por tres votos contra dos retirar las medidas establecidas para mantener la equidad en internet por Barack Obama en 2015, hoy Trump se anotó un nueva victoria. buscando acabar con el legado de su antecesor.

Internet hasta ahora se había entendido como un “bien público”, donde los proveedores debían tratar a todos los usuarios por igual, sin embargo con los cambios que se avecinan entrará en juego un nuevo sistema, que permite que se ofrezcan paquetes con diversas velocidades y contenidos, dependiendo del pago e intereses de los operadores.

Empresas como Comcast, AT&T o Verizon se han aliado con el gobierno de Trump para deshacerse de las leyes que impedían a estas compañías imponer sus normas en el tráfico y contenidos que ofrecen en internet.

Durante el gobierno de Barack Obama se buscó que los operadores ofrecieran siempre el mismo trato, además de impedirles bloquear el acceso a sitios web, identificar la conexión o acelerarla bajo pago, pues se quiso siempre mantener un criterio de equidad y lograr salvaguar la neutralidad del internet, algo que terminó ayer.

Tim Wu, profesor de la Universidad de Columbia, explicó que “la neutralidad en la red garantizaba la competitividad darwiniana entre todos los posibles usos de Internet de forma que sobreviviesen los mejores”.

Una vez tumbado este blindaje inicia la era en que el operador podría interferir en el tráfico de su autopista y crear carriles más rápido o lentos, o negar el acceso por completo.

Aún no se conocen a fondo los planes de los proveedores, pero existe la gran posibilidad de que negocien acuerdos con diversos portales y aplicaciones, para ofrecer paquetes de internet parecidos a los que se ofrecen en la TV de paga. Tendrán facultad además para bloquear a quienes compitan contra sus ofertas.

Ajit Pai, presidente de la FCC y principal enemigo de la neutralidad en la red, ha negado en varias ocasiones que estos cambios vayan a aumentar costos a los usuarios o permitir que se bloqueen contenidos.

“La retirada de la neutralidad supondrá restaurar la libertad, volver a un Internet mejor y más barato. Seguirá habiendo protección para el consumidor y su acceso no se verá limitado. Pero no es nuestro trabajo decidir quién gana y quién pierde en la economía de Internet. El gobierno dejará de regular sobre cómo los proveedores deben manejarse, y estos tendrán incentivos para afrontar la próxima generación de redes y servicios”, argumentó Pai.

Ahora que la iniciativa ha sido aprobada, solo puede ser impedida su aplicación a través de los tribunales o una ley.

El frente opositor es poderoso, sobre todo con el apoyo de los Demócratas y compañías como Google y Facebook quienes consideran que esta desregulación es un ataque directo al nervio central de la red.

Jessica Rosenworcel, comisaria demócrata de la FFC, explicó “la medida sitúa a la Comisión en el lado equivocado de la historia, la ley e Internet. Pero esto no acaba aquí, el futuro no se merece este final”.

Por último, el congresista demócrata Mike Doyle, explicó en un comunicado que “el daño es importante”, pues “se van a impedir nuevas empresas y se da la espalda a los intereses de la gente”.

(con información de El País)

Comentarios