Tomás Zerón huye del país; ya tiene ficha roja de Interpol: FGR

Zerón es señalado por los delitos de tortura, desaparición forzada, alterar la escena del crimen, pérdida y ocultamiento de pruebas en el caso Ayotzinapa

Informe interno de la PGR mostraría contradicciones en caso Ayotzinapa.
Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal
- Publicidad -

Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República reapareció este martes en la escena pública para anunciar que quien fuera director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomas Zerón de Lucio huyó del país, y ya cuenta con orden de aprehensión y con ficha roja de Interpol para su localización a nivel internacional.

Y, al mismo tiempo anunció que se emitieron 46 órdenes de aprehensión contra servidores públicos de diversos municipios del estado de Guerrero, acusados por delitos de “desaparición forzada y por delincuencia organizada”.

Lo anterior, por el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Puntualizó que estos delitos no habían sido investigados, ni judicializados en las diligencias que en su momento realizó la Procuraduría General de la República.

En un mensaje a medios, Gertz señaló que dichas órdenes solicitadas se unen a las ya obtenidas el pasado 10 de marzo, en contra de funcionarios de la extinta PGR, entre los que se encontraba el prófugo Tomas Zerón.

Zerón había tramitado un amparo contra cualquier investigación que lo relacionara al caso Ayotzinapa, en cuya investigación estuvo a cargo.

En los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) se le señaló como responsable de violar el debido proceso al alterar evidencia del caso y haber sembrado bolsas de plástico con restos óseos en el río San Juan en Cocula, Guerrero.

El fiscal aprovechó para sentenciar “se acabó la verdad histórica” ya que las nuevas investigaciones por delitos que no habían sido tramitados han permitido establecer una cronología de lo sucedido en Iguala, así como la participación de quienes cometieron los delitos de desaparición y delincuencia organizada.

Recordó que en septiembre de 2014, la PGR consignó a diversos funcionarios que fueron liberados posteriormente, debido a la inconsistencia y parcialidad de las acusaciones que omitieron señalar todas las violaciones que estos cometieron durante su intervención en el caso.

Entre las que detalla que hubo detenciones arbitrarias, tortura, dilación en las puestas a disposición, vulneración de los derechos de la defensa y las violaciones al procedimiento, así como ocultamiento de pruebas suficientes que permitieran conocer el destino de las víctimas.

Además, informó que se han enviado restos a la Universidad de Innsbruck para su identificación, los cuales fueron encontrados en esta nueva administración, sobre los cuales esperan los resultados.

(Con información de El Universal y El Financiero)

Comentarios