Todos tendremos otros datos

06 de abril de 2020.- Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Salud durante la conferencia diaria para informar el avance de la covid-19 en México
- Publicidad -

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentará este martes los datos actualizados del impacto de la pandemia de COVID-19 en el desempleo a nivel regional y mundial.

En México, nunca conoceremos con certeza el resultado en materia de ocupación y empleo, ni lo que realmente ocurra a miles de establecimientos que se verán afectados o incluso tendrán que cerrar sus puertas como resultado de la expansión del coronavirus.

Lo anterior, debido a que, como una medida de prevención, las autoridades sanitarias determinaron postergar hasta nuevo aviso todas las encuestas que involucren la interacción cara a cara entre las personas, incluida la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Si bien, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), organismo encargado de realizar los censos poblacionales y económicos en el país, agotará recursos para saberlo, aplicando medidas remotas para estimar el impacto que la pandemia de coronavirus alcanzará en el sector laboral en México, esto no será suficiente, y el propio organismo, lo reconoció en un comunicado difundido el pasado 31 de marzo.

En adición a la ausencia de información durante el periodo de postergación de las encuestas señaladas, podrá presentarse una afectación como consecuencia de una mayor tasa de no respuesta, la alteración de la comparabilidad histórica, o la pérdida de cobertura y de precisión”, señala el Instituto en el texto, en el que también conmina a todos los actores involucrados a presentar datos fidedignos.

Lo mismo pasará en materia de salud, donde México continúa con un conteo bajo de casos positivos de COVID-19 debido a la renuencia de las autoridades para realizar la mayor cantidad de pruebas posibles, tal como indicó la Organización Mundial de la Salud.

Pruebas, pruebas, pruebas”, pero en nuestro país, con una población de 129 millones de personas, apenas se han realizado ¡20 mil 475!

A todos los sospechosos los han mandado a casa.

Y a algunos especialistas, nomás no les cuadra.

En México se reconocen 125 muertes de 2439 casos de COVID-19, para una letalidad de 5%. Cómo la letalidad en el mundo es alrededor del 2%, solo hay dos explicaciones: los manejamos mal o hay subregistro y ya debe haber más de 5000 casos. Creo que es más por subregistro”, tuiteó la noche de este lunes el infectólogo Alejandro Macías.

Así que en materia de empleo y salud nunca sabremos con exactitud qué fue lo que pasó.

Pero, ¿alcanzará la incertidumbre al rubro de seguridad, que es uno de los más preocupantes en México?

Todo parece indicar que no, pues, por una parte, la seguridad pública no entra en las actividades que haya que parar, según el decreto de emergencia sanitaria hecho por el Consejo de Salubridad General.

Sin embargo, como un dato que no podemos dejar pasar, es preciso destacar que David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información (CNI) del Secretariado Ejecutivo

del Sistema Nacional de Seguridad Pública está hospitalizado al salir positivo en las pruebas de COVID-19.

Y junto con él, se fueron a cuarentena al menos 40 empleados del CNI y de otras áreas del Secretariado, por lo que el órgano encargado de concentrar las bases de datos criminalísticos y del personal de seguridad pública a nivel nacional, estará a la deriva por lo menos los próximos 15 días.

A decir de algunos jueces, de forma extra oficial, los delitos como robo y secuestro han aumentado en los últimos días.

Quizá algo tenga que ver, sin pretender de forma alguna justificar, la necesidad de sustento, que indudablemente irá arreciando en los próximos meses.

Al final de todo esto, el Gobierno federal, siempre tendrá otros datos.

Comentarios