Todos culpables

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Los dimes y diretes, el estira y afloja, los otros datos y el dogma de fe, ensombrecen mucho el quehacer de la actual administración. El debido proceso no debiera ser ni siquiera tocado, por la víscera o el desorden.

Comentarios