Texas y Nuevo México rechazan arancel de Trump

Puente "Paso del Norte" entre El Paso y Ciudad Juárez. Foto: Paul Ratje / AFP
- Publicidad -

Dos de los cuatro estados de la Unión Americana que colindan con México rechazaron la amenaza del presidente Donald Trump de aplicar aranceles a las importaciones mexicanas para presionar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a detener los flujos irregulares de migrantes.

Se trata de Texas y Nuevo México, cuyos gobernadores consideran que de implementar la medida el impacto a su economía sería muy fuerte.

Por un lado, el gobernador de Texas, Greg Abbott, rechazó la aplicación de aranceles de por lo menos 5 por ciento a partir del 10 de junio y de hasta 25 por ciento a partir del 01 de octubre, pues tan solo en 2018 la entidad a su cargo registró importaciones desde México superiores a los 107 mil millones de dólares.

Texas sería el estado más afectado de Estados Unidos, pero Abbott cree que la culpa es del Congreso al no atender el tema migratorio.

“Previamente, he establecido mi oposición a los aranceles debido al daño que infligirían a la economía de Texas y continúo opuesto hoy. Sin embargo, el presidente (Donald Trump) está tratando de lidiar con una emergencia”, agregó Abbott en un comunicado este viernes.

El gobernador texano también había manifestado su descontento con la imposición de aranceles al acero y aluminio mexicano y canadiense en 2018, pero dijo entonces que el tema de la crisis migratoria es algo que el Capitolio debería atender.

“La crisis en la frontera sur está en un punto de quiebre y comparto la frustración con la inacción del Congreso para dar un paso y arreglar este problema. La crisis está empeorando cada día y a Texas se le está dejando lidiar con las consecuencias”, refiere también el comunicado del texano.

Al mismo tiempo pero con un volumen de comercio de solo 798 millones de dólares en 2018, la gobernadora demócrata de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, también rechazó los aranceles a las importaciones mexicanas.

“El presidente está amenazando el empleo de decenas de miles de nuevomexicanos cuyas vidas y familias absolutamente dependen de una relación mutuamente benéfica con nuestros vecinos al sur. Estos aranceles tienen el potencial de ser económicamente catastróficos”, dijo Lujan Grisham.

El jueves por la noche, el gobernador de Arizona, Doug Doucey, aseguró en un mensaje en la red social Twitter que si bien rechazaba la idea de aplicar aranceles desde su punto de vista la seguridad nacional es mucho más importante que el comercio.

Hasta el momento, el gobernador de California, Gavin Newsom, no ha expresado una opinión sobre la idea de Trump de aplicar aranceles del 5 por ciento a las importaciones mexicanas a pesar de que sería el tercer estado más afectado por la medida tras Texas y Michigan.

(Con información de Reforma)

Comentarios