Termina el año y México no tiene Fiscal ni Auditor

Motivos electorales detienen nombramientos

- Publicidad -

El Poder Legislativo está en falta. El viernes 15 de diciembre concluye el periodo de sesiones y tiene pendientes los nombramientos de los fiscales: General, Anticorrupción, de Delitos Electorales, así como del Auditor superior de la Federación, entre otros.

Los especialistas consultados por El Universal: Guillermo Cejudo, Alberto Aziz, Khemvirg Puente y Diego Díaz coinciden en que la falta de esos nombramientos representa una crisis parlamentaria e institucional.

La prioridad para el Legislativo, dicen, son las elecciones de 2018.

En el Senado está detenida la reforma que hará que la PGR se transforme en Fiscalía General como órgano autónomo del Poder Ejecutivo y no hay procurador desde el 16 de octubre, cuando Raúl Cervantes renunció al cargo.

Tampoco hay Fiscal contra Delitos Electorales desde el 20 de octubre, cuando el encargado de despacho de la PGR lo corrió por el caso Odebrecht, que involucra a cercanos colaboradores del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

Otro nombramiento pendiente es el del Fiscal Anticorrupción, y esto ocurre cuando miembros prominentes del Gobierno Federal son acusados por asuntos de corrupción. Dos ejemplos son el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, por el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, y Emilio Lozoya por presuntos sobornos recibidos de Odebrecht.

Estos nombramientos están atorados en el Senado.

Los diputados están con una bola de fuego en las manos. El martes debieron nombrar al nuevo auditor de la Federación. Impusieron una terna en la que hay personajes leales al poder, pero no llegaron a acuerdos. Para nombrar al titular de la Auditoría Superior de la Federación, se requiere de dos terceras partes de los diputados. No hay consenso.

Así, los políticos tienen desmembrados los sistemas nacionales anticorrupción y de procuración de justicia.

Comentarios