Taxis del aeropuerto son multados por incrementar tarifas

La sanción de 23.6 millones de pesos podría costarles el contrato con el AICM a cinco empresas distintas.

- Publicidad -

Por participar en prácticas monopólicas, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), impuso una multa  de 23.6 millones de pesos a las empresas de taxis Confort, Porto Taxi, Sitio 300, Yellow Cab y Nueva Imagen, que operan al interior del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

A través de un comunicado se informó que las empresas decidieron incrementar sus tarifas de forma simultánea causando un daño al mercado de 771 millones 713 mil pesos y perjudicando a más de 12 millones de usuarios.

Se aclaró que aunque el Reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares sí establece que los transportistas pueden determinar cambiar sus tarifas sin tener el visto bueno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se pudo comprobar que estas empresas realizaron el acuerdo con el objeto y efecto de fijar, elevar, concertar o manipular el precio al que se ofrecía su servicio.

A través de una investigación se comprobó que desde el 11 de abril del 2011, las empresas sancionadas  firmaron un acuerdo a través de sus representantes, para contratar de forma conjunta a la consultora Santaló Estudios y Proyectos (SEPSA) para realizar un estudio tarifario, que permitiera determinar precios a futuro y mejorar el servicio de cobros para incrementar los ingresos.

Para esto las compañías entregaron información a la consultora que en condiciones comunes de competencia no debe ser compartida entre empresas, como los son costos de operación, tarifas, ganancias, número de unidades y estadísticas de ventas, entre otras.

SEPSA a su vez entregó a los grupos de taxis un esquema con recomendaciones para que se determinarán “tarifas competitivas”, que serían cobradas hasta el año 2021.

De igual forma, todas las agrupaciones (menos Confort) registraron ante la SCT las tarifas que recomendaba el estudio, y para agosto de 2011 se incrementó el precio que se ofrecía por el transporte.

La Cofece también ordenó a las autoridades aeroportuarias informar sobre el asunto, pues el contrato que el AICM tiene con cada una de estas empresas establece como causal de rescisión, que se realizan prácticas monopólicas absolutas.

En este caso el Aeropuerto tendría que aplicar la licitación de adjudicación de nuevos contratos para este servicio, sin embargo deberá pedir una opinión previa a la Cofece sobre dicho proceso.

(Con información de Milenio)

Comentarios