Surgen amenazas del crimen organizado a AMLO por estrategia antihuachicol

El presidente asegura que no reforzará su seguridad.

- Publicidad -

En el acceso principal de la Refinería Antonio M. Amor (RIAMA) de Pemex Salamanca, ayer fue dejada una camioneta con un artefacto explosivo acompañado de un mensaje firmado presuntamente por el cártel Santa Rosa de Lima y dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Presidente Andrés Manuel López Obrador, te exijo que ya saques a chingar a su madre a la Marina, Sedena, Gendarmería y fuerzas federales del estado si no te voy a empezar a matar junto con gente inocente para que vea que esto no es un juego y que Guanajuato no los necesitamos.

Hay (sic) te dejo un regalito en la refinería para que vayas viendo cómo se van a poner las cosas y si no sueltas a mi gente que se llevaron y haces caso omiso, va a valer madre atente a las consecuencias. Atentamente El Señor Marro puro cartel Santa Rosa de Lima, se leía en el texto.

Elementos federales y estatales de seguridad que se movilizaron tras la amenaza resguardaron la refinería y, más tarde, se dio a conocer que el artefacto hallado contenía explosivo Emulex 1, usado para la minería, canteras o demoliciones.

Se presume que el mensaje estaba firmada por José Antonio Yépez Ortiz, alias el Marro, líder del cártel Santa Rosa de Lima.

Sin embargo, no se descarta que el grupo antagónico, conocido como Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) haya sido quien orquestó la amenaza que, según advertía el mensaje, fue derivada del operativo que hace dos días implementó la Marina, el Ejército y la Policía Federal y estatal en la comunidad San Salvador Torrecillas, perteneciente al municipio de Villagrán, donde se aseguraron 40 pipas utilizadas para el robo de combustible.

A todo esto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se dejará intimidar pero tampoco continuará con la guerra.

“No vamos caer en provocación, no haremos caso a ningún acto de intimidación”, declaró el mandatario en su conferencia matutina de este viernes.

“No queremos la guerra. Vamos a pacificar al país”, añadió.

Y fue claro en afirmar que no incrementará su seguridad.

Existen registros de que el cártel de el Marro tiene 10 años operando en Guanajuato, donde se dedica principalmente al robo de combustible.

(Con información de Reforma y Milenio)

Comentarios