Sudáfrica da todo el apoyo a Semenya en su lucha contra un reglamento “sexista”

Caster Semenya corre al frente del pelotón en la prueba de 1 mil 500 metros. Foro: STRINGER / AFP
- Publicidad -

Diputados vestidos de negro, el apoyo del presidente y una campaña oficial de apoyo: toda Sudáfrica se ha movilizado en favor de la atleta Caster Semenya en su guerra contras las reglas “discriminatorias” de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

El desenlace de este caso se conocerá el miércoles. El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) tiene que decidir si valida el nuevo reglamento impuesto por la IAAF a las mujeres que, como la campeona olímpica, producen de manera natural mucha testosterona.

De ser así, las atletas con esa condición deberían bajar, mediante medicamentos, su tasa de testosterona para poder participar en pruebas internacionales desde los 400 metros a la milla (1.609 metros).

Desde el comienzo de este caso, Sudáfrica ha cerrado filas en torno a Semenya, la “luz de la esperanza” de toda una nación, como la apodó el presidente, Cyril Ramaphosa.

La joven de 28 años acumula tres campeonatos del mundo (2009, 2011, 2017) y dos campeonatos olímpicos de 800m (2012, 2016).

“En la pista corres sola, pero debes saber que corres con 57 millones de personas y más”, dijo el jefe de Estado en febrero al principio de la batalla judicial.

La ministra de Deportes de Sudáfrica, Tokozile Xasa, se desplazó en febrero a Lausana, donde tiene su sede el TAS, para defender a la atleta y denunciar “los ataques contra los cuerpos de las mujeres”.

“Este reglamento parece atacar específicamente a Caster Semenya”, puesto que solo se ven afectadas unas pocas pruebas por esta nueva reglamentación, expresó la ministra.

Tokozile Xasa vistió para la ocasión un polo oscuro en el que se leía “nos oponemos a las reglas de la IAAF”.

Los diputados sudafricanos, sin importar el signo político, hicieron lo mismo. Durante un debate sobre el caso Semenya, llevaron camisetas en las que se leía “Decimos NO a la estigmatización de las mujeres en el deporte” y “Nos oponemos al odio silencioso”.

“Lo que ocurre contra Caster es la peor forma de racismo”, consideró el diputado Nhlanhlakayise Khubisa, del Partido Nacional por la Libertad (NFP).

Ministra de Deportes de Sudáfrica, Tokozile Xasa 

“Estas ideas preconcebidas sobre la apariencia del cuerpo de la mujer y sobre sus actuaciones son profundamente sexistas”, opinó la ministra de Mujeres, Bathabile Dlamini.

Caster Semenya, que afronta dudas sobre su feminidad desde su primer título mundial en 2009, asegura que este nuevo reglamento está destinado a “ralentizarla”, siendo “incontestablemente una mujer”.

Unos días antes del veredicto del TAS la atleta conquistó el título de campeona de Sudáfrica de 5 mil metros, una distancia en la que competía por segunda vez en su carrera. También ganó en los 1 mil 500m.

En la pista de Germiston, en el este de Johannesburgo, donde se disputaron los campeonatos, los deportistas preguntados por la AFP se alinearon con Semenya.

“Es una gran fuente de inspiración para nosotros”, dijo Liezel Tron, una atleta de 17 años. “Dejadla tranquila. Ella es así, no es su culpa”, añadió.

“Lo que le han hecho sufrir es injusto (…) ¿Cómo es posible que hoy se puedan plantear preguntas así?”, se preguntó de manera anónima un esprínter masculino, “fan al 100%” de Semenya.

El Gobierno sudafricano lanzó una campaña con el nombre de #NaturalmenteSuperior para apoyar a su heroína nacional.

“Se trata de una campaña para denunciar las reglas injustas de la IAAF. Con Caster tenemos (…) una víctima humana de este reglamento”, dijo Mokoditloa Eliakim Moemi, director general del Ministerio de Deportes.

La IAAF sostiene que su nueva reglamentación, suspendida hasta que se pronuncie el TAS, está destinada a “preservar la igualdad de la competición femenina”.

Los abogados de Semenya acusan a la IAAF de “intentar de manera equivocada y dolorosa mandar en las características sexuales de las mujeres atletas”.

En una intrusión sin precedentes en el mundo del deporte, el Comité de Derechos Humanos de la ONU mostró en marzo su apoyo unánime a la sudafricana.

Antes de conocer el veredicto, la revista Time ya ha elegido a Semenya entre las 100 personalidades más influyentes de 2019. “Semenya nos ha enseñado que el género no es siempre binario”, explicó Time.

(AFP)

Comentarios