SSA y SHCP aceleran megalicitación de medicamentos

- Publicidad -

El tiempo apremia para las Secretarías de Salud y Hacienda, que en 15 días buscan sacar adelante la licitación consolidada para insumos médicos de todo el sector salud.

El miércoles por la tarde, Salud publicó las bases del concurso, en el que se van a comprar medicamentos, material de curación, radiológico y de laboratorio para abastecer al IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena y 25 estados de la República, por al menos 17 mil millones de pesos.

Las empresas del sector tienen solo 13 días para preparar sus ofertas, pues el fallo se notificará el próximo 20 de junio.

Las bases dejan entrever que la distribución correrá a cargo del propio Gobierno, pues la única obligación de las empresas ganadoras será entregar el producto en siete almacenes del IMSS en la Ciudad de México, el Centro Nacional de Distribución del ISSSTE, en Tlalnepantla, y la sede de la paraestatal Birmex, en Cuautitlán Izcalli.

Las bases del concurso dan cuenta de que quedarían fuera grandes empresas distribuidoras vetadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como Fármacos Especializados y Maypo, que por años han sido las dominantes en servicios al gobierno.

La licitación se convocó con reducción de plazos, figura prevista en el Reglamento de la Ley de Adquisiciones, “que deberá motivarse en causas supervenientes de cualquier naturaleza ajenas a la convocante, entre las que se encuentran el caso fortuito o fuerza mayor”.

“Durante la recepción, los bienes (medicamentos) estarán sujetos a una verificación visual aleatoria, con objeto de revisar que se entreguen conforme a la descripción del Cuadro Básico y Catálogo de Medicamentos vigente, así como con las condiciones descritas en el Anexo Técnico”, especifican las bases, que también prevén revisión de etiquetados y zonas especiales para recibir estupefacientes controlados.

En sexenios anteriores, las licitaciones consolidadas estaban a cargo del IMSS, y las empresas ganadoras tenían que entregar los insumos directamente en las unidades de salud que los requerían, conforme a pedidos específicos. Dichas licitaciones entre 2018-2019 resultaron en contratos por 51 mil 732 millones de pesos, y según el IMSS, permitieron ahorros por 3 mil 256 millones. Esos contratos, en varios casos, aún están vigentes.

(Con información de Reforma)

Comentarios