Slim asegura que ya sabía que no creceríamos este año

Parece ser que nunca creyó el discurso de AMLO que, en las distintas reuniones con empresarios ya como presidente electo, calculaba que México tendría un dos o hasta cuatro por ciento de crecimiento anual

Carlos Slim y Carlos Salazar Lomelín
- Publicidad -

Carlos Slim Helú afirmó que se sabía que con el cambio de administración no habría un crecimiento económico, al hacer referencia a la recesión técnica que se reportó en el país en el primer semestre de 2019.

Indicó que no es importante si el país entra o no en recesión, sino que siga llegando la inversión.

Aunque reconoce que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sentado las bases para dar confianza a la inversión financiera “con unas finanzas públicas, mucha disciplina por parte del sector público, no subió la deuda, no hay déficit fiscal, la inflación bajó, entonces están sentadas las bases”.

Slim señaló que es positivo que haya bajado la inflación, pues permite tener tasas de interés bajas y ayuda al financiamiento de todas las obras.

Además, mantener tasas bajas, al que beneficia es a quien menos tiene, pues a sus aumentos salariales no se los come la inflación.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, dijo que las cifras del INEGI sobre el nulo crecimiento de la economía no son relevantes, “no creo que sea importante eso. Eso no cambia la vida de los mexicanos, si bajas un poquito, lo importante es lo que viene”.

Por lo que discutir si hay recesión o no “es ocioso”, así que con el anuncio del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura, aunado a la ratificación del T-MEC que cree que se ratificará en cuestión de días, se sientan las bases para “poder crecer al menos ese 2 por ciento que está en el presupuesto el año que entra”.

Así que hoy López Obrador se reunió en Palacio Nacional con los empresarios, donde se apareció Roberto Hernández, a quien el tabasqueño identificaba como parte fundamental de la “Mafia del Poder”, para cambiar el discurso del cero crecimiento por el de aceptar la inversión privada que según el primer mandatario “incluso en China es cada vez mayor”.

(Con información de Milenio)

Comentarios