El Sistema Nacional Anticorrupción se niega a pedirle al Gobierno información sobre el software ‘Pegasus’

Arely Gómez, que fue titular de la PGR, votó en contra de que se conozca más sobre el programa de espionaje.

- Publicidad -

Sin sorprender absolutamente a nadie, el Comité de Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción decidió rechazar hoy la solicitud de información (con 5 votos en contra y sólo uno a favor), para que el gobierno federal entregue detalles sobre la compra y uso del software malicioso Pegasus, del que se ha comprobado que fue instalado en smartphones de periodistas, políticos y activistas para poder espiarlos.

La única que estuvo de acuerdo en solicitar la información fue la presidenta del Comité, Jacqueline Peschard Mariscal, quien aseguró que si se confirma el espionaje se estarían violando derechos fundamentales de los ciudadanos y hasta podría configurarse el delito de peculado.

Para la presidenta del Comité de Participación Ciudadana se debe otorgar toda la información que se tenga sobre el software de origen israelí, empezando por quienes tienen acceso a él, cuánto dinero se ha gastado en su uso y cuál es el marco jurídico del caso.

Arely Gómez, quien funge ahora como secretaria de la Función Pública y antes estuviera a cargo de la Procuraduría General de la República, votó en contra de la medida.

Según reveló el diario Milenio la semana pasada, Pegasus habría sido comprado por el gobierno federal desde la gestión en la PGR de Jesús Murillo Karam, pero que se habría sido usado cuando Arely Gómez lo remplazó. En declaraciones de la propia ex procuradora, el sistema de inteligencia de la Procuraduría se usó siempre mediante un permiso otorgado por un juez.

Por si fuera poco, según el consejero de la Judicatura Federal Alfonso Pérez Daza y miembro del Comité, no se pudo aprobar un exhorto en los términos propuestos, hasta que las autoridades competentes no investiguen primero. ¿O sea cómo?

Para Carlos Chaurand Arzate, otro miembro del Comité y presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa el pretexto es que “no está probado ante nadie” todavía que exista un delito por perseguir.

Con este tipo de decisiones nos queda más que claro que el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción no está a la altura de México. Hasta parece burla como resuelven los asuntos que les llegan.

 

(Con información de Milenio)

Comentarios