Sindicato minero y Napito deberán pagar 54 mdd a trabajadores: JFCA

El sindicato y Gómez Urrutia convocaron a una conferencia de prensa para fijar su posición

Napoleón Gómez Urrutia. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Hace 15 años, el dirigente del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia huyó del país, acusó una persecución política por las vías laboral y penal, que según él, le reclamaban en falso el desvío de 54 millones de dólares recibidos mediante un fideicomiso por la venta de Mexicana de Cananea, sin embargo, ayer, un laudo resolvió que el reclamo de entonces era justo y ahora deben pagar.

Un verdadero “megalaudo” que resuelve en una sola decisión 19 juicios distintos, de los cuales 11 iniciaron en 2005; seis en 2006 y dos en 2007, condena al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) e incluye al propio Gómez Urrutia, como responsable solidario, es decir, si el sindicato no paga, el senador morenista deberá hacerlo.

El resolutivo deja insubsistente un laudo previo del 30 de abril de 2018, y en su lugar se emitió la nueva resolución de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) en cumplimiento de dos amparos.

En el grupo de juicios hay un común denominador: la Junta absuelve a las empresas mineras, es decir, a Grupo México (Industrial Minera México, y a sus subsidiarias relacionadas con el caso) así como a Scotia Bank Inverlat, y condena al sindicato y a Gómez Urrutia a pagar los 54 millones de dólares.

La absolución de las empresas y el banco, es porque de acuerdo con el expediente, acreditaron que cumplieron con la entrega del dinero al SNTMMSRM, pero el sindicato no entregó la participación correspondiente a los trabajadores.

La decisión de la Junta es histórica, por proponerse poner fin a un asunto que lleva 16 años; también porque ocurre bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien abiertamente ha reconocido ser quien instruyó incluir a Gómez Urrutia en los primeros lugares entre los senadores plurinominales de Morena en 2018 y, porque reivindica la legalidad del reclamo por los fondos que el dirigente gremial siempre alegó eran persecución política.

Incluso en su cuenta de Twitter, en febrero de 2018, el tabasqueño señalaba que Gómez Urrutia “ha sido perseguido y estigmatizado por propaganda oficial y oficiosa”.

El problema se remonta al 03 de marzo de 2005, cuando el sindicato dirigido por Gómez Urrutia recibió 54 millones 84 mil 470 dólares, a través de un fideicomiso, que debió entregar a los trabajadores como participación por la compra-venta de Cananea, lo cual no hizo.

En febrero de 2006, se difundió que por el desfalco de 54 millones de dólares (se hablaba de 55 millones) se habían librado órdenes de aprehensión. Gómez Urrutia fue visto por última vez el 23 de febrero de 2006 y, tiempo después aparecería refugiado en Canadá donde permaneció hasta 2018, cuando reapareció en la lista de Morena para llegar al Senado, donde ahora goza de fuero constitucional.

López Obrador defendió siempre la decisión de incluirlo en los pluris morenistas, tiempo después reconoció que fue un pedido de Jeremy Corbyn, el líder del partido laborista inglés con quien el inquilino de Palacio Nacional sostiene desde hace años una amistad personal.

(Con información de Proceso y El Economista)

Comentarios