Sindicato minero dice que no pagará jamás los 54 mdd a agremiados

Aseguran que ya se pagó lo que correspondía, mientras la defensa de Napoleón Gómez Urrutia dice que la resolución está dirigida al sindicato y no precisamente a su líder

Imagen de archivo.
- Publicidad -

El sindicato minero que encabeza Napoleón Gómez Urrutia afirmó que no pagará “jamás” la suma de 54 millones de dólares que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) ordenó entregar a sus agremiados, en respuesta a las demandas presentadas en 2006 por trabajadores que alegaban que el organismo no les entregó esos recursos.

“Se dictó un laudo ilegal. El Sindicato es dueño de los recursos y aun así se hicieron los pagos antes referidos. Se acredita que no habrá de pagarse jamás la suma de 55 (sic) millones de dólares”, advierte el sindicato en un comunicado.

En ese contexto, el organismo sindical retó a Grupo México, a la Secretaría del Trabajo y al Gobierno federal a que desmientan que el dinero ya fue repartido.

Y no solo eso, sino que el abogado Carlos de Buen, quien encabeza la defensa de Napoleón Gómez Urrutia, señaló que la condena es al sindicato minero y no particularmente en contra de su cliente, además agregó que por inconsistencias es un laudo que será impugnado mediante un juicio de amparo.

“El primer punto que hay que aclarar es que la condena es al sindicato minero, no a Napoleón Gómez Urrutia (…) el laudo es ilegal e inconstitucional porque nos condena a pagar dinero que no tenemos, es dinero del sindicato, no de los trabajadores y aun con eso el sindicato decidió ya repartir una parte”, declaró el abogado.

El organismo sindical hizo un desglose de la forma como presuntamente se repartió parte del del dinero: de los 54 millones de dólares (equivalentes hoy a más de 1 mil millones de pesos), 233 millones 539 mil pesos a 5 mil 202 trabajadores o beneficiarios, mientras que 71 no cobraron los cheques y otros fueron cancelados por diversos motivos.

“Se aclaró que una cantidad aproximada a 23 millones de dólares había sido pagada a diversos trabajadores, 1.5 millones de dólares se le habían pagado al fiduciario, 14 millones de dólares habían sido embargados por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y que el resto seguía en cuentas del Sindicato o se había utilizado en los gastos propios del mismo ante la falta de recursos ocasionada por la intromisión de diversos actores espurios”, anotó el gremio minero.

Además, hicieron una anotación en la que consideran que “se pretende distorsionar el laudo con fines políticos”.

(Con información de Reforma)

Comentarios