Simpatizantes de AMLO agreden a integrantes de la Caminata por la paz

- Publicidad -

Este fin de semana concluyó la Caminata por la Paz encabezada por Javier Sicilia y los hermanos LeBarón.

En su lapso final, al llegar al zócalo capitalino, fueron confrontados por simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, quienes intentaron evitar que dieran su discurso final en la Plaza de la Constitución de la ciudad capital.

En su mayoría, quienes intentaron frenar al contingente, fueron un grupo de personas de edad avanzada que supuestamente recolectaba en el lugar firmas para que se juzgue a ex presidentes de la República.

“¡Fuera, fuera! ¡Bola de antimexicanos! ¡Irrespetuosos! ¡Traidores a la patria! ¡Lárgate a tu país! ¡Quieren seguir robando!”, les gritaron, principalmente a los miembros de la familia LeBarón.

“Esos LeBarón matan a su propia familia para desestabilizar al país”, sostuvo otro de los agresores.

En el lugar, también fueron vapuleados los padres de los niños con Cáncer que en los últimos días han demandado medicamentos para sus hijos.

A ellos también, los manifestantes les lanzaron consignas: “¡Fuera, vendidos! ¡Miserables! ¡Mentirosos! ¡Se dejan vender por unos cuantos pesos, traidores!”, es gritaron.

Mientras esto ocurría, los de la caminata alzaron un puño, en señal de que no responderían e intentaron alejarse de quienes los intentaban provocar.

“¡Obrador, Presidente, aquí está tu gente!”, gritaban los simpatizantes de El Peje.

“Es un honor estar con Obrador”, se escucha también entre los simpatizantes de AMLO.

Consultado esta mañana al respecto, el Presidente López Obrador se deslindó de los agresores y nuevamente se lanzó contra las organizaciones que, asegura, callaron como momias ante las políticas de seguridad de Administraciones anteriores.

El Jefe del Ejecutivo dijo que se garantizarán todas las libertades a las manifestaciones y se les atenderá con respeto, especialmente a familias de víctimas de la violencia, pero en el caso de la Caminata no los recibió para que no se presentaran situaciones de conflicto.

“Yo había quedado en que no iba a poder recibirlos, expliqué los motivos, no solo porque tenía mi recorrido como todos los fines de semana, sino porque no quiero que se presenten situaciones de conflicto en las que yo tenga que estar directamente involucrado, pero sí se dio la instrucción de que fuesen atendidos”.

(Con información de Reforma)

Comentarios