Siembran terror en Iguala

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

En pueblos y comunidades de Guerrero los jaripeos son el espectáculo de entretenimiento por excelencia.

Y este domingo, día en que se celebraba La Candelaria, en la comunidad de Zacacoyuca, del municipio de Iguala quedará en la memoria de sus habitantes, pues un comando armado irrumpió en plena corrida de toros para disparar a los asistentes entre los que se encontraban familias enteras.

El saldo fue de un muerto y tres personas heridas.

El ataque se le atribuyó al grupo de Los Tlacos, que buscan controlar la localidad.

En respuesta, se presume que la organización criminal conocida como Guerreros Unidos, secuestró a una pareja cuyas características coinciden con dos cuerpos desmembrados esparcidos por Iguala, cuyos restos fueron encontrados este jueves.

Los sicarios dejaron narcomensajes escritos en cartulinas y esta mañana difundieron un video donde aparecen las dos víctimas sometidas a un interrogatorio ante sujetos armados.

En el video, la mujer refiere que la plaza de Huitzuco es controlada por el grupo de Tlacotepec que dirige Onésimo “El Necho” Marquina Chapa, quien supuestamente tiene la protección del alcalde de ese municipio, José Luis Ávila López.

Ávila López es considerado como una cacique regional que ha sido tres veces alcalde de Huitzuco y dos veces diputado local postulado por el PRI.

En un momento de la grabación, un miembro de Guerreros Unidos advierte sobre la omisión del gobernador Astudillo ante la guerra que se registra en la zona norte y hace un llamado al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que intervenga en este conflicto armado que se vive en Guerrero.

(Con información de Proceso y Reforma)

Comentarios