SHCP tiene para reconstruir infraestructura; para vivienda, no

Acciones de rehabilitación tras el terremoto se dividirán en tres etapas; el Gobierno federal hará uso del Fondo de Desastres Naturales y asegura contar con recursos suficientes para hacer frente a la tragedia.

- Publicidad -

José Antonio Meade, secretario de Hacienda, afirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto, cuenta con el suficiente capital (además de la solidaridad de los mexicanos), para hacer frente a los daños que ha causado el terremoto de la semana pasada que dejó fuertes daños en escuelas, carreteras y hospitales principalmente en los estados de Oaxaca y Chiapas, sin embargo afirmó que será “un reto mayor” la reconstrucción de viviendas.

“Los daños están dispersos en todos los municipios de Chiapas, muy concentrados en la parte de Oaxaca, pero con mucha afectación”, aclaró Meade durante una entrevista con Joaquín López Dóriga.

Durante su visita a las zonas afectadas en Chiapas, el funcionario aclaró que como cada vivienda es distinta, se tendrá que “buscar cómo diseñar una mejor política pública para esta coyuntura específica, que es diferente de otras” a las que se hayan enfrentado.

Además, su dependencia (la Secretaría de Hacienda y Crédito Público), informó el día de ayer a través del Diario Oficial de la Federación, que se otorgarán diversos beneficios fiscales para los contribuyentes que han sido afectados en ambos estados, como por ejemplo el pago a plazos de algunos impuestos y la eliminación de otros.

Se informó que aplicarán nueve medidas en total, que incluyen reducciones y facilidades de pago en el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), así como obligaciones en materia de regularización fiscal y de cuotas de Seguridad Social.

Meade aclaró que esto aplicará de forma exclusiva en los municipios afectados y continuará mientras sea necesario, aclarando que esto no implica un desembolso para el gobierno, sino son facilidades para los afectados por el sismo.

Además explicó que la rehabilitación de las zonas afectadas se dividirá en tres: la primera será la atención de emergencia con kits de limpieza, empleo temporal, despensas y requerimientos básicos.

La segunda consistirá en el levantamiento de daños concentrados en un censo.

Y, por último, la estimación del presupuesto para el restablecimiento y reconstrucción de las áreas dañadas.

Aseguró que se echará mano primeramente del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), del que afirmó existe “buena disponibilidad”, para posteriormente hacer uso de los seguros contratados, cuando éste se termine, además de la cantidad que se reciba del bono catastrófico.

Explicó que ya se plantea un diálogo con el Congreso para ampliar el monto del Fonden, y la suma que se reciba del bono catastrófico (que es una cobertura que se contrató con el Banco Mundial), aclarando que la revisión para su activación tomará 30 días, como lo marca el contrato.

“Es hasta entonces que tendremos una idea precisa exactamente de cuál es el monto y si efectivamente se dieron las condiciones para que el bono se activara”, finalizó el funcionario.

(con información de Milenio)

Comentarios