Senador de Morena plantea nacionalizar el litio

El legislador Alejandro Armenta hizo eco al señalamiento que Andrés Manuel López Obrador hizo este jueves, donde dijo que su administración analizaba incrementar la participación del Estado en la explotación de litio

(Ilustración) Batería de litio. Foto: Mustafa Ciftci / ANADOLU AGENCY / Anadolu Agency via AFP
- Publicidad -

El senador morenista Alejandro Armenta Mier propuso nacionalizar el litio que se encuentra en yacimientos mexicanos a través de una reforma al artículo 27 de la Constitución.

En una iniciativa que presentó al Senado, el legislador poblano expuso que, según el Servicio Geológico Mexicano (SGM), hay yacimientos de litio en Sonora, Jalisco y Puebla, pero que empresas de Canadá, Reino Unido, España y Australia exploran por su cuenta también en Sonora, San Luis Potosí, Zacatecas, Coahuila y Baja California según registros de la Subsecretaría de Minería.

Armenta señala que el litio es considerado el “oro blanco” o el “petróleo del futuro”, pues se utiliza en nuevas tecnologías para celulares, baterías para autos eléctricos y medicamentos. 

Calcula que “lo que vale el litio en México es 4.5 veces el valor de la deuda externa soberana, que asciende a 11 billones de pesos”.

Su iniciativa propone que la nación sea dueña de los medios para su producción, explotación, comercialización, distribución y almacenamiento.

En su exposición de motivos, Armenta subrayó que la explotación del mineral está actualmente en manos de empresas privadas extranjeras.

De los 31 proyectos registrados, señaló, la canadiense OrganiMax Nutrient Corp tiene concesiones que comprenden 424 mil hectáreas en tres estados.

El proyecto más prometedor, en Bacadéhuachi, Sonora, lo tiene la canadiense Bacanora Minerals, con asesoría de la china Gangef, que ha invertido 420 millones de dólares para una producción estimada de 17 mil 500 toneladas anuales de carbonato de litio a partir de 2021.

Sin embargo, especialistas en el sector dudan de las posibilidades gubernamentales para participar en esa industria.

México tiene al SGM que identifica y cuantifica recursos minerales potenciales, pero no un instituto o empresa pública encargada de la explotación, dijo Sergio Almazán, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México.

Si el gobierno decidiera expropiar, la empresa que tuviera actividad económica en el litio podría solicitar una indemnización al gobierno por daños y perjuicios, la cifra exigida por la empresa podría superar el monto invertido, comentó Alberto Vázquez, abogado del despacho VHG.

Desde 2012, la minera Bacanora Mineral y la china Gangef obtuvieron 10 concesiones, con vigencia de 50 años, para explotar 100 mil hectáreas en Bacadéhuchi, Sonora, y conformaron el consorcio Sonora Lithium, y la japonesa Hanwa aportó después 25 millones de dólares de capital.

Las reservas probables y probadas de este proyecto suman 243 millones de toneladas, correspondientes a 4.5 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente. La firma Mining Technology lo posiciona como el proyecto individual con más reservas en el mundo.

Voceros del consorcio explicaron que la explotación de litio es difícil y dudaron que el gobierno mexicano cuente con la capacidad y el capital para su explotación.

“Es un proyecto tecnológicamente complejo y casi sin precedentes, porque hay que sacar el litio del lodo (…) no es algo trivial, se requiere mucho dinero y mucha experiencia”, indicaron.

(Con información de Reforma)

Comentarios