Senado destinará 254 mdp en obras de remodelación y mantenimiento

- Publicidad -

El Senado de la República destinará 254 millones de pesos para reparar y remodelar sus instalaciones.

En plena etapa de austeridad republicana, por instrucciones de la Junta de Coordinación Política, la Secretaría de Servicios Administrativos informó que las obras consistirán en reparar las fallas del inmueble inaugurado hace apenas nueve años, pues de no hacerlo se pondría en riesgo la seguridad de los trabajadores.

A través de un reporte, la Secretaría de Servicios Administrativos justificó que el dinero que se utilizará es producto de las medidas de austeridad, recorte de personal y reducción de la bolsa discrecional que se asigna a los grupos parlamentarios.

Y aseguró que las legislaturas anteriores omitieron las fallas de origen en la infraestructura, al no realizar acciones de “mantenimiento mayor” para resolverlas.

Se han generado ahorros y economías por ejemplo en recursos humanos y en asignaciones a grupos parlamentarios que permiten ahora invertir 254 millones 823 mil pesos en trabajos que no se habían realizado y que son indispensables para garantizar la protección civil, la seguridad de las personas y la operatividad del recinto”, señala el reporte.

En las revisiones realizadas, indica, se detectaron sistemas y equipos con tecnología obsoleta que representaban altos costos para la Cámara Alta.

En el caso del salón de sesiones, dice el documento, se dará mantenimiento y renovación del equipo de extracción de aire, pues desde su instalación hace nueve años, no se conectó a los extractores, por lo que el monóxido de carbono sólo se reciclaba.

Las renovaciones incluyen también el suministro y actualización de luminarias de rieles instalados en el salón, pues ha concluido su periodo de vida útil y las fracturas en sus componentes podían ocasionar algún accidente.

Adicionalmente, se realizó una actualización biométrica del sistema parlamentario de asistencia y votación.

Los trabajos contemplan inversiones en los elevadores, que han resultado insuficientes y poco eficientes para la dinámica del Senado.

De igual forma, incluyen obras para atender el problema de filtraciones y goteras, que sólo fueron mitigadas en años anteriores.

Asimismo, se cambian más de 20 mil metros cuadrados de alfombra en oficinas administrativas y la nueva sede, así como 1 mil 879 metros cuadrados de alfombra en los salones del Pleno del Senado y la Comisión Permanente.

Pero el nuevo edificio no es el único que requiere de mantenimiento, ya que los trabajos incluyen gastos en dos inmuebles adicionales en las calles de Madrid y Donceles.

En este último caso, el Senado compró un sistema integral contra incendios, debido a que hoy sólo cuentan con detectores de humo.

(Con información de Reforma)

Comentarios