Seis muertos en India en las protestas contra una nueva ley de ciudadanía

Foto: STR / AFP
- Publicidad -

Seis personas murieron, cuatro por disparos de la policía, en las protestas en el nordeste de India por una polémica ley que otorgará la ciudadanía a millones de migrantes ilegales pero solo si no son musulmanes.

Las autoridades mantienen el corte de internet y el toque de queda en algunas zonas de esta región.

El epicentro de las tensiones es Guwahati, la ciudad más grande del estado de Assam, donde este domingo hubo nuevas protestas con el ejército patrullando en las calles.

Unas 5 mil personas participaron en las movilizaciones, con cientos de policías observando mientras cantaban y enarbolaban pancartas con mensajes de “Larga vida a Assam”.

Según las autoridades, la producción de gas y petróleo en el estado se ha visto afectada por las manifestaciones aunque este domingo algunas tiendas pudieron abrir tras el toque de queda.

La ley, aprobada por el parlamento indio el miércoles, permitirá otorgar la nacionalidad a millones de migrantes que entraron ilegalmente en el país desde tres países fronterizos antes del 31 de diciembre de 2014, pero solo si no son musulmanes.

Los grupos islámicos, los partidos de la oposición y organizaciones derechos civiles consideran la nueva ley como un paso más en la agenda nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi para marginar a los 200 millones de musulmanes del país.

En Assam, cuatro personas murieron en un hospital tras recibir disparos de la policía y otra falleció cuando la tienda donde dormía fue incendiada. La sexta víctima murió por una paliza durante las protestas, indicó la policía.

El ministro en jefe del estado, Mamata Banerjee, que criticó al gobierno por promover la ley, suspendió internet en varios distritos.

Los manifestantes quemaron neumáticos, cortaron autopistas y vías de tren y quemaron trenes y autobuses, lo que obligó a interrumpir el servicio en algunas zonas.

Por su parte el ministro del Interior de India, Amit Shah, volvió a hacer un llamamiento a la calma y dijo que la cultura de los estados del noreste no está amenazada.

“La cultura, el idioma, la identidad social y los derechos políticos de nuestros hermanos y hermanas del nordeste seguirán intactos”, dijo Shah en un mitin en el estado de Jharkhand, en el este, según la cadena de televisión News18.

Varias organizaciones y un partido musulmán llevaron a la ley ante el Tribunal Supremo asegurando que es contraria a la constitución India y a sus tradiciones seculares.

El nordeste pobre de India, mosaico de pueblos y etnias, es una región en la que se producen frecuentes enfrentamientos entre comunidades. La inmigración es un tema muy delicado para las comunidades autóctonas, especialmente debido a la proximidad de Bangladés

(AFP)

Comentarios