Secretaría de Salud sufre recortes pese a pandemia

El recorte afecta a programas para atender enfermedades que agravan los efectos de la COVID-19

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y Jorge Alcocer, secretario de Salud. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

A pesar que México acaba de rebasar los 40 mil muertes a causa del nuevo coronavirus, los recortes a la Secretaría de Salud no fueron la excepción.

El recorte fue de 1 mil 884 millones de pesos entre enero y mayo, según reportes de la Secretaría de Hacienda.

Por ejemplo, el Programa de Vigilancia Epidemiológica tenia programado recibir 249.4 millones, pero solo se pagaron 152.5 millones de pesos, es decir, un recorte de 96.9 millones de pesos.

La subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades, a cargo de Hugo López-Gatell, también tuvo un recorte de 47 millones de pesos. Tenía planeado recibir 192.7 millones de pesos, pero solo pudo disponer de 145.7 millones.

El Informe de Avance Físico y Financiero de los Programas presupuestarios para enero-mayo de 2020 de Hacienda señala que de un gasto previsto en salud por 128 mil 826 millones de pesos, quedó en 126 mil 942.1 millones de pesos, un recorte total de 1.5 por ciento.

Durante la pandemia, las autoridades sanitarias han atribuido a las comorbilidades, entre ellas la diabetes y el exceso de peso, una parte importante del número de decesos por COVID-19.

Pese a ello, los programas para la Prevención y Control de sobrepeso, obesidad y diabetes sufrieron también uno de los mayores recortes en el presupuesto que debía ejercerse entre enero y mayo, en este caso por 232.1 millones de pesos.

El informe de Hacienda indica que del gasto previsto por 451.3 millones de pesos, solo dispuso de 219.2 millones de pesos.

Para la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, el recorte al presupuesto de prevención a la obesidad y la diabetes es uno de los más graves en el sector salud en los primeros cinco meses del año.

“Es inconcebible que programas orientados a atender algunos de los principales problemas de salud en México, que son la principal causa de riesgo frente al COVID-19, que son la obesidad y la diabetes, tengan recortes. Entendemos que sea prioridad atender la emergencia sanitaria, pero no se puede dejar descubierta la atención de otras enfermedades”, dijo la legisladora.

Incluso recordó que la actual administración ha eliminado recursos para combatir la obesidad y diabetes, pero la Cámara los ha reasignado.

Y recordó que “por el impuesto especial a bebidas azucaradas y comida chatarra entran para el gobierno miles de millones de pesos que deberían ser dirigidos a atender de manera integral la obesidad y diabetes”, sobre todo poniendo como prioridad a la niñez.

(Con información de Reforma)

Comentarios