Secretaria de Gobernación omite penthouse millonario en su declaración patrimonial

Culpa a la Dirección de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Función Pública de reservar la información

Imagen de archivo
- Publicidad -

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, omitió en su declaración patrimonial la posesión de un penthouse millonario en Houston, Texas, del cual es propietaria junto con su esposo, el notario público Eduardo García Villegas.

El inmueble está ubicado en la torre Park Square, de una de las zonas más exclusivas de la ciudad y está valuado actualmente en 583 mil 646 dólares, unos 11.1 millones de pesos mexicanos, según los avalúos oficiales.

El penthouse está en el piso 22, último del edificio, y tiene una extensión de 2 mil 903 pies cuadrados (269.7 metros cuadrados). Fue adquirido por Sánchez Cordero y su cónyuge en diciembre de 2009.

Consultada esta mañana al respecto, la secretaria de Gobernación culpó al director de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Función Pública (SFP) de reservar la información, pues dijo que desde el 30 de enero les pidió que publicaran todos sus bienes.

“Solicite a la Dirección de Responsabilidades y Situación Patrimonial que aclare las razones por las cuales se reservó esta información”, dijo la funcionaria en conferencia de prensa, acompañada del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras la aclaración, Sánchez Cordero se retiró sin aceptar preguntas.

Más tarde, en su cuenta de Twitter, publicó:

“Hoy en @SEGOB_mx la regla es transparencia total.

1. En mi declaración está todo lo que tengo. Incluido el departamento que menciona hoy @Reforma.

2. El periodista no buscó mi versión, como marca el rigor periodístico.

3. ¿Y de salud? Muy bien, gracias ¿ustedes?”.

Pese a oponer resistencia, este 30 de enero, la titular de la Secretaría de Gobernación finalmente actualizó e hizo pública su declaración patrimonial, luego de un ultimátum lanzado por el presidente López Obrador, quien un día antes advirtió que “el que no haga pública (su declaración), no puede trabajar en el Gobierno”.

Sánchez Cordero declaró ser propietaria de un terreno rústico de 380 mil metros cuadrados, que en 1992 le costó 90 millones de viejos pesos, y un departamento de 318 metros cuadrados que compró en 2004 con un valor de 2.7 millones de pesos.

(Con información de Reforma)

Comentarios