Se reúnen candidatos con víctimas de delitos

AMLO propuso al padre Alejandro Solalinde para encabezar la defensa de los derechos humanos y a Javier Sicilia para que busque desaparecidos

- Publicidad -

Cuatro de los cinco candidatos presidenciales se reunieron este martes con víctimas del delito y violaciones a los derechos humanos en un evento convocado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Universidad Iberoamericana y organizaciones sociales.

El evento, titulado “Diálogo por la Paz y la Justicia. La Agenda Fundamental”, fue celebrado en el Museo Memoria y Tolerancia, y la gran ausente fue sin duda la independiente Margarita Zavala, cuyo esposo, el expresidente Felipe Calderón ha sido señalado de ser el responsable de la crisis de violencia desatada en México a raíz de que declarara la famosa “Guerra contra el narco”.

El abanderado de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya fue el primero en acudir a la cita y, su participación pasó sin pena ni gloria, bajo el compromiso de que, de llegar a la Presidencia, su prioridad inmediata será impulsar la reformas que garanticen una Fiscalía General autónoma y la puesta en marcha del Mando Mixto.

“Esta va a ser mi máxima prioridad, desde el instante uno promoveré un periodo extraordinario de sesiones para sacar la reforma al 102 de manera inmediata y también la del Mando Mixto Policiaco para definir los plazos”, señaló el panista.

El independiente Jaime Rodríguez “El Bronco” y el abanderado del tricolor José Antonio Meade, no corrieron con la misma suerte, pues en el encuentro fueron increpados por los asistentes y cuestionados por sus declaraciones.

A “El Bronco” le preguntaron si en verdad defendía a las víctimas, mientras a Meade Kuribreña le lanzaron cuestionamientos sobre por qué el partido que encabeza no había hecho nada al respecto.

Los candidatos sin embargo, utilizaron el foro para exponer sus propuestas en materia de legalización de las drogas y labor policiaca.

Durante su participación, “El Bronco” se pronunció contra la legalización de la droga, a favor de crear una Comisión de la Verdad y por una Fiscalía independiente.

Meade, planteó el mejoramiento de las policías, el nombramiento de un Fiscal General autónomo antes de los comicios y la participación excepcional de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, en alusión a la Ley de Seguridad Interior, a la que se refirió como una solución a las capacidades rebasadas en las entidades.

Quien otra vez se voló la barda, fue el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, que en corto quiso fichar al padre Alejandro Solalinde para encabezar la defensa de los derechos humanos en su posible Gobierno, y a Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, a quien propuso para la comisión encargada de la búsqueda de desaparecidos.

“Vamos a invitar, a mí me gustaría, lo digo de corazón, y además a mí me gustaría que el encargado de los Derechos Humanos, y además a lo mejor ellos no aceptan, pero a mí me gustaría que el padre Solalinde fuera el encargado de la defensa de los derechos humanos”, dijo.

“Y que Javier (Sicilia) estuviera en la comisión ayudándonos a encontrar a los desaparecidos”, añadió.

A este respecto, cabe señalar que Solalinde, al ser un ministro de culto, podría tener complicaciones para unirse a El Peje.

Lo que de plano no se mencionó fue la propuesta de amnistiar delincuentes hecha por el propio López Obrador.

(Con información de Reforma)

Comentarios