Se rebelan gobernadores panistas contra plan de seguridad de AMLO

Rechazan supeditarse a la figura de los superdelegados

imagen de archivo
- Publicidad -

En una carta dirigida al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, 12 gobernadores del PAN se pronunciaron en contra del plan de seguridad y pacificación propuesto por el equipo del tabasqueño y calificaron de “inaceptable” que se les pretenda “supeditar” bajo la figura de los llamados “coordinadores estatales” impulsados por el próximo gobierno federal, medida con la que quedarían, junto con los fiscales locales, solamente como “meros invitados”.

Los mandatarios estatales firmantes señalaron que es indispensable la “concurrencia efectiva” de los gobiernos estatales para no poner en riesgo objetivos claros en la materia.

Y resaltaron que, si bien, tienen la intención de cooperar con las autoridades federales, no tienen disposición para someter a los órdenes locales.

Consideran que se debe incluir a quienes legítimamente y legalmente fueron elegidos para gobernar, como es su caso.  

“No se impone desde el centro. El país se construye de abajo hacia arriba, desde el espacio local. Resolver los problemas requiere conocimiento del territorio, cercanía de la población y atención a las peculiaridades de cada región. Las prioridades regionales deben definirse de manera conjunta, considerando las condiciones peculiares de cada entidad federativa”, señalan los gobernadores en el texto.

En el documento, destacan también la división de poderes subrayada en la Constitución y refieren que la función de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad no es la de los primeros respondientes, sino el último recurso del Estado para preservarse, pues los primeros en responder son los gobernadores por haber sido votados para velar por la tranquilidad de sus entidades.

“No podemos pedir más a las Fuerzas Armadas de manera indeterminada si de la mano no trazamos una ruta de mejora de las policías civiles federales, especialmente, estatales y municipales”, precisaron.

Aseguran que la inseguridad debe resolverse atendiendo las causas del crimen y violencia que captan a jóvenes y grupos vulnerables para hacerlos parte del crimen organizado y fortaleciendo las capacidades de la policía, procuración de justicia y reinserción social.

Así como también el fortalecimiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública para que el Estado mexicano oriente adecuadamente sus objetivos.

La carta está firmada por Martín Orozco Sandoval, gobernador de Aguascalientes; Francisco Vega de Lamadrid, gobernador de Baja California; Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur; Javier Corral, gobernador de Chihuahua; José Rosas Aispuro, gobernador de Durango.

Además de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de Guanajuato; Antonio Echeverría García, gobernador de Nayarit;

José Antonio Gali, gobernador de Puebla; Francisco Domínguez Servién, de Querétaro; Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas y Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán.

Comentarios