Se niega Arquidiócesis a pagar gastos médicos de Norberto Rivera

Norberto Rivera Carrera. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El Cardenal Norberto Rivera fue diagnosticado con COVID-19 y desde el 12 de enero pasado ha transitado su enfermedad en hospitales. 

De acuerdo con Hugo Valdemar, quien fuera el vocero de la Arquidiócesis Primada de México durante la gestión de Rivera Carrera (13 de junio de 1995-07 diciembre 2017), dicha institución no ha querido absorber los gastos del sacerdote de 78 años de edad, a pesar de que, en un comunicado ésta afirmó que estaba siendo debidamente atendido.

Para solventar los gastos, se están recibiendo donaciones. 

Incluso, según Valdemar, ante el pronóstico poco alentador que tenía Norberto, un sacerdote al margen de la Iglesia le dio la extremaunción, no obstante que su oxigenación en las últimas horas ha aumentado de 40 a 90 por ciento de saturación. 

Al hacer pública la inconformidad con la situación por la que atraviesa el Arzobispo emérito, Valdemar confía en que haya sensibilización de parte de la Arquidiócesis y se le ayude con los gastos que trascendió, tan sólo por el ingreso al Hospital Ángeles Mocel, fueron de aproximadamente 80 mil pesos.

El entrevistado indicó que fue trasladado a otro hospital donde está aún intubado.

“Vamos, es una situación básica de justicia, incluso de obligación de parte de la Arquidiócesis no sólo con él, sino con cualquier sacerdote, entonces digo (…) yo estoy tranquilo esperando que se resuelva por supuesto”, refirió.

En ese sentido, la Arquidiócesis Primada de México aseguró que ofreció al Cardenal Norberto Rivera atenderse en la red de nosocomios con los que tiene convenio, pero se tomó la decisión de enviarlo a un hospital particular, por lo que la Iglesia no tiene forma de cubrir sus gastos. 

“En los casos que requieran hospitalización, la atención (como la tuvo Monseñor Francisco Daniel Rivera, Obispo auxiliar, y los demás sacerdotes que lo han requerido) se brinda a través de los hospitales del sector salud, aquellos hospitales privados que están en el convenio establecido por las autoridades gubernamentales, y los hospitales temporales (espacios transformados para la atención de pacientes Covid-19)”, explicó.

“En el caso del Cardenal Norberto Rivera, el Cardenal Carlos Aguiar designó a un sacerdote que ha estado desde un inicio al pendiente de las necesidades de nuestro Arzobispo Emérito. El Cardenal Norberto Rivera tomó la decisión de recibir la atención médica en el sector privado”, añadió, por lo que no hay forma de cubrir los gastos debido a la situación económica que vive la Iglesia en todo país.

Además de que deben ser solidarios con todos los mexicanos.

“Y en comunión y solidaridad con lo que viven miles de mexicanos durante esta pandemia y a los que acompañamos a través de nuestra oración diaria”, agregó.

Asimismo, recalcó que cada sacerdote puede decidir el sitio de hospitalización, pero aclaró que fuera de las opciones ofrecidas deberá hacerlo por propios medios.

“Aquellos obispos y sacerdotes contagiados de COVID-19 que deseen llevar el seguimiento de su enfermedad a través de otros medios pueden hacerlo, con recursos propios o los apoyos que puedan otorgarles las personas allegadas a ellos”, expuso.

Comentarios