Se le cae el sistema, otra vez, al avión presidencial

Aún no se acaba de pagar y ya acumula dos fallas, la anterior ocasión fue el 23 de julio cuando transportaría al primer mandatario a Puerto Vallarta

- Publicidad -

Por segunda ocasión en el año, el lujoso avión presidencial TP01, José María Morelos y Pavón presentó una falla en la tarjeta de la computadora de vuelo, y este miércoles dejó a Enrique Peña Nieto y a su comitiva varados en Nueva York.

Fue necesario echar mano del avión TP02, Presidente Juárez, que forma parte de la misma flota del Estado Mayor.

Apenas el 23 de julio, dicha tarjeta de vuelo falló y el procedimiento para resetearla lleva cerca de dos horas, por lo que el Estado Mayor pidió echar mano del antiguo avión presidencial.

El protocolo indica que ante la falla de ese dispositivo de vuelo se debe utilizar otra aeronave.

Este miércoles, en el momento en que el TP02 salía del hangar en la Ciudad de México, el presidente Peña Nieto terminaba en la Gran Manzana su reunión con los mandatarios de Perú, Chile y Colombia, integrantes de la Alianza del Pacífico.

Para ese entonces se avisó a la prensa que se retrasaría dos horas la salida a México, originalmente sería a las 21:00 horas.

A la medianoche, los periodistas abordaron la aeronave y una hora después lo hizo Peña Nieto.

Ya iniciado el vuelo, el jefe del ejecutivo mexicano fue de puntitas con su celular a la parte trasera del avión para grabar a los reporteros y bromear: “Lo bueno es que agarraron ride”.

El vuelo arribó a la Ciudad de México a las 05:15 de la mañana, y Peña Nieto fue transportado en helicóptero a Los Pinos.

A este paso, el avión que no tenía ni Obama ni Trump, seguramente no lo tendrá nadie más, pues se ve muy difícil que alguien se lo quiera comprar a Andrés Manuel López Obrador ahora que llegue a la Presidencia, tal vez termine habilitándose como restaurante o biblioteca.

(Con información de Milenio)

Comentarios