- Publicidad -

Tan pronto aterrizó el Air Force One de la gira por Europa y Oriente Medio, Trump se conectó a Twitter para irse en contra de los medios de comunicación que han ligado a su yerno Jared Kushner, con las pesquisas que realiza el FBI en cuanto a los nexos de su gobierno con Rusia.

A través de una serie de tuits, el magnate afirmó que las filtraciones que salen del interior de la propia Casa Blanca son “mentiras fabricadas, inventadas por los medios de comunicación falsos”, acompañado del hashtag #FakeNews o #NoticiasFalsas (en español).

Esto a raíz de las noticias reveladas por medios como The Washington Post, quien ha dicho que el FBI se encuentra investigando al esposo de Ivanka Trump por reuniones que sostuvo con figuras como el Embajador ruso en Estados Unidos.

“Cuando vean las palabras ‘según fuentes’ en los medios de comunicación falsos, y no mencionen nombres (…) es muy posible que esas fuentes no existan sino que sean inventadas por escritores de noticias falsas. ¡Las noticias falsas son el enemigo!”, continuó enfático el Mandatario.

Trump, quien ha mostrado creciente frustración desde que inició su mandato en enero pasado, por las pesquisas federales que se realizan para encontrar posible influencia rusa en las elecciones presidenciales de noviembre, destacó en otro tuit el triunfo republicano en el estado de Montana durante una elección especial, además de solicitar más dinero para su reforma de salud.

Según reportaron desde el viernes medios como The Wall Street Journal, el Mandatario plantea cambios en la Casa Blanca, donde se podría incluir la salida del vocero de la presidencia, Sean Spicer.

Además fuentes anónimas (sí, “anónimas” y seguramente temerosas por las represalias del irreverente Mandatario) aseguran que Trump busca crear una “sala de guerra” en respuesta a los medios y sus ataques sobre los supuestos nexos con Rusia, e incluso se estudia la posibilidad de que un equipo de abogados revise los tuits del propio presidente antes de que éstos vean la luz.

En un último tuit Donald Trump, dijo que los “medios falsos” trabajan duro para ser despectivos y degradantes con el uso de las redes sociales por parte del Presidente, porque no quieren que “Estados Unidos se entere de la verdadera historia”.

O sea que por un lado quiere que abogados se encarguen de revisar sus tuits, pero al mismo tiempo se enoja porque no saben interpretar lo que publica.

Como niño que regresa a clases después de las vacaciones, Trump retorna a Twitter más infantil que nunca.

Comentarios