Se dispara impunidad en resolución de casos de asesinatos

Exterior del Centro de Reinserción Social “Morelos”, de Atlacholoaya
- Publicidad -

En México, la impunidad está evolucionando a la alza.

Así lo refiere el nuevo estudio de la organización civil Impunidad Cero, elaborado por los investigadores Guillermo Zepeda y Paola Jiménez Rodríguez, el cual fue presentado este martes, dando cuenta de que, mientras en 2015 solo tres entidades registraban un 91% de impunidad, en 2018 la cifra y era de 11 entidades.

Siete de ellas, según da cuenta el informe elaborado con datos oficiales y respuestas a solicitudes de información, en siete estados la impunidad rebasa ya el 95% de los casos. 

Es decir, que en al menos 7 entidades prácticamente ningún asesinato se resuelve. 

Al inicio del sexenio de Felipe Calderón, la impunidad era del 59.4%.

Y un año más tarde, en 2007, llegó a reducirse hasta el 54.7%. Es decir, poco más de 5 de cada 10 asesinatos quedaban sin resolverse en ese entonces.

Sin embargo, esa estadística ha ido evolucionando al alza: en 2011, el nivel de impunidad rebasó el 80%.

En 2016, ya con Enrique Peña Nieto al frente de la Administración federal, la cifra llegó al 86.6%.

Y, en 2018, en el último año de Peña, la media nacional de impunidad en asesinatos alcanzó el 89%; una cifra cercana a la registrada por Belice, el país con más impunidad del mundo, con 96.4%, y a la de Honduras, el segundo en la lista con el 92.2%.

De acuerdo el estudio, la entidad donde existe una mayor impunidad (a cifras de 2018) en homicidio doloso es Morelos, con 99.6%.

Seguido de Chiapas (99%), Oaxaca (97.8%) y Quintana Roo (96.6%). 

Por el contrario, las entidades con menor impunidad son Yucatán (27%), Aguascalientes (45.5%) y Nuevo León (61%). 

En cuanto a cómo creció la impunidad en un año, los datos señalan que la Ciudad de México es la entidad donde más se disparó: en 2017, 65.8% de los asesinatos quedaban impunes, mientras que en 2018 aumentó hasta el 86.7% de los casos.

Aguascalientes, por el contrario, es la entidad donde más se redujo la impunidad en homicidios: en 2018, registró una impunidad del 45.5%, 36% menos que en 2017. 

El dato de que las sentencias condenatorias han ido a la baja, demuestra un deterioro de la capacidad de investigación criminal de las fiscalías en México, cuya capacidad de disuasión del homicidio es prácticamente nula en estados donde el nivel de impunidad es de hasta el 99%.

(Con información de Animal Político)

Comentarios