Se contrae consumo en los hogares, según INEGI

Hay cautela entre los consumidores ante la incertidumbre política y económica que prevalece en el país, según advierten especialistas

Julio Alfonso Santaella, titular del INEGI. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó una contracción de 0.3 por ciento en el consumo de los hogares mexicanos durante el mes de agosto, lo que significó su mayor retroceso desde marzo de este año.

En el tercer trimestre del año, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) mostró signos de debilidad pues hiló un estancamiento en julio y una contracción en agosto.

Los bienes importados tuvieron un consumo menor con una contracción de 4.1 por ciento respecto al mes anterior, lo que significó su mayor descenso en cinco meses.

El Indicador de Consumo Privado mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado; quedan excluidas las compras de viviendas u objetos valiosos.

El índice permite dar seguimiento al componente más importante del Producto Interno Bruto (PIB) por el lado de la demanda.

Durante el primer semestre del año, el consumo privado y las exportaciones fueron los únicos componentes que contribuyeron al crecimiento del PIB, al aportar 0.3 y 0.9 puntos porcentuales a la economía mexicana, respectivamente.

Alejandro Stewens Zepeda, especialista económico de Scotiabank, comentó en un reporte de análisis que el balance de riesgos para el consumo mantiene un sesgo negativo, por lo que probablemente se mantenga débil en lo que resta del año.

En este sentido, aunque la favorable evolución de las remesas, la ligera recuperación del crédito al consumo y los incrementos salariales pudieran incentivar una mayor demanda de bienes y servicios, prevalece cierto grado de incertidumbre política y económica que continúa fomentando una actitud de mayor cautela entre los consumidores, así como un deterioro en la inversión privada, dando pie este último a un mercado laboral cada vez menos robusto”, dijo.

(Con información de El Financiero y Reforma)

Comentarios