Sandinistas proponen catalogar como “agentes extranjeros” a miembros de ONG y medios internacionales

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Los diputados del presidente nicaragüense Daniel Ortega presentaron este martes un anteproyecto de ley que prevé catalogar como “agentes extranjeros” a quienes reciban dinero de entes foráneos, una iniciativa que podría afectar a organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación internacionales presentes en el país.

“Todas las organizaciones, agencias e individuos que trabajen, reciban fondos o respondan a organismos que pertenezcan o sean controlados, directa o indirectamente, por gobiernos o entidades extranjeras, deben registrarse como agentes extranjeros” ante el Ministerio de Gobernación, afirma la propuesta presentada por la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua.

Se trata de regular las actividades de “personas naturales y jurídicas que respondan a intereses y financiamiento extranjero y deriven en injerencia en los asuntos internos del país”, señala el texto, presentado a algo más de un año de la elección presidencial de noviembre de 2021, en la que Ortega buscará su quinto mandato al frente del país.

Quienes sean catalogados como “agentes extranjeros” deberán “abstenerse (…) de intervenir en cuestiones o temas de política interna”, añade el texto del anteproyecto.

El catedrático de periodismo de la Universidad Centroamericana (UCA) Alfonso Malespín estimó, en declaraciones a AFP, que “este anteproyecto de ley coartaría la libertad de expresión, el derecho al trabajo de quienes colaboren con agencias informativas y medios extranjeros, puesto que no contempla la libertad de prensa como una excepción”.

La pretendida legislación “le arrebata a los periodistas nicaragüenses el derecho a reportar y a opinar sobre los asuntos internos de su propio país, so pena de sanciones penales”, añadió.

Malespín estimó como un elemento grave que “a un periodista le llamen agente extranjero, es casi como que le digan agente del imperio (Estados Unidos) o de la CIA (Central de Inteligencia). Es una forma de clasificarlo y preparar el terreno para hacerlo blanco fácil de las represalias”.

La escritora Gioconda Belli, reaccionó en twitter que la pretendida ley “cercena derechos a los nicaragüenses arrogándose potestad de llamarlos ‘agentes extranjeros’, nombre que encierra de hecho una negación de ciudadanía”.

(AFP)

Comentarios