Sanciona CJF a dos magistrados: uno vendía exámenes, el otro hostigaba sexualmente

- Publicidad -

En lo que va de la semana, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) suspendió a dos magistrados por malas prácticas al interior del Poder Judicial.

Uno, Salvador Mondragón Reyes, ex director del Instituto de la Judicatura Federal (IJF), fue hallado responsable de la filtración y venta de exámenes de oposición para jueces de distrito.

Mientras que José Francisco Nieto González, quien es un magistrado jubilado, así como uno de sus secretarios que estaba adscrito en el Primer Tribunal Unitario de Circuito en Morelos, fueron suspendidos por “actos graves” de hostigamiento sexual y laboral

En el caso de Mondragón Reyes, la sanción consiste en el despido y la inhabilitación por los próximos 10 años.

“El ex director general del IJF fue sancionado con la destitución e inhabilitación por 10 años frente a los hechos (de los) que se le encontraron responsable. Asimismo, el resto de los involucrados recibieron sanciones en función de su participación”, detalló el CJF.

Al respecto, la Judicatura señaló que no se tolerarán otras conductas similares y que continuará con el fortalecimiento del IJF como una mejora para la justicia y el profesionalismo.

En marzo de 2018, el magistrado Mondragón presentó su renuncia al IJF con la intención, según dijo en ese momento, de facilitar las investigaciones por el robo y la venta de exámenes para jueces de distrito.

Un mes antes, el CJF anunció la cancelación del 28 concurso interno de oposición practicado por el IJF para designar jueces de distrito, luego de detectar patrones inusuales en los reactivos de opción múltiple y tener conocimiento de versiones sobre la venta del examen.

En octubre del mismo año, la Judicatura inició un procedimiento de responsabilidad contra 15 funcionarios que formaron parte de los 91 aspirantes que pasaron el examen, de entre más de 2 mil 600 interesados.

Dos meses más tarde, la Secretaría Ejecutiva de Disciplina del CJF emplazó a procedimiento disciplinario a 10 funcionarios implicados, por su probable participación en las conductas de filtración, obtención y comercialización del examen.

Según la investigación, los reactivos llegaron a ser vendidos hasta en 186 mil pesos, aunque un día antes de su aplicación eran vendidos entre los interesados hasta en 25 mil pesos.

Mientras tanto, este jueves, el CJF señaló que un magistrado y uno de sus secretarios en el Tribunal Unitario de Circuito del estado de Morelos serán sancionados hostigamiento sexual e infracciones relacionadas con el profesionalismo.

“Conductas como las de hostigamiento sexual y laboral, así como faltas al estándar de profesionalismo, no serán toleradas por principio al servicio público de justicia que prestamos y por respeto al trabajo de los cientos de juzgadores y juzgadoras que día a día demuestran su responsabilidad con una sociedad más justa e igualitaria”, sentenció el organismo.

Comentarios