Salen en defensa del INE

Ex presidentes del extinto IFE y académicos emitieron un posicionamiento en el que denuncian acoso a la autoridad electoral; su actuar, "lejos de ser criticable, debe ser reconocido”, afirman.

- Publicidad -

“En Defensa del INE” es un documento firmado por ex presidentes del IFE, ex consejeros electorales y académicos en el que dan la cara luego del sinnúmero de críticas en contra de los actuales miembros del INE por el trabajo de fiscalización de los comicios del pasado 04 de junio.

El descontento y la crítica contra los miembros del Consejo General del INE ha llegado al extremo de solicitarles su renuncia.

José Woldenberg y Leonardo Valdés, ex presidentes del IFE y las ex consejeras María Marván y Jaqueline Peschard, son algunos de los personajes que firman el documento en donde acusan que, desde el oficialismo, la Iglesia, comentaristas políticos y organizaciones civiles se han lanzado al acoso de la institución electoral.

Ese acoso a la autoridad electoral es una estrategia de partidos, poderes e intereses involucrados, dicen los firmantes.

Recalcan que, si un partido gana la elección, la autoridad no es problema; pero si, por el contrario, hay derrota, se le impugna todo y hasta la renuncia se les pide.

Ejemplificaron lo anterior con el dicho del presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, quien afirma que la confianza en la autoridad electoral tendrá como último recurso la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a las determinaciones del INE en lo que compete a la elección de Coahuila, en donde el PRI rebasó los topes de gastos de campaña y la elección podría anularse.

Los firmantes, entre los que también se encuentran Marta Lamas, Julia Carabias, Rolando Cordera y Raúl Trejo Delarbre, dicen que los consejeros del INE trabajan con una ley “embrollada y con notables vacíos; además, le han depositado tareas de gran complejidad (a veces ajenas a su propia naturaleza) que han saturado el trabajo electoral. La fiscalización de miles de candidatos y sus campañas en 40 días es sólo una de muchas de esas facultades que han exigido al INE un esfuerzo mayor. Lejos de ser criticable, debe ser reconocido”.

Además del caso Coahuila, a los consejeros electorales se las acusa de no sancionar al PRI por los excesos en el gasto de campaña y la intervención del gobierno federal en la contienda para gobernador en el Estado de México.

Comentarios