Ríodoce no descarta que hijos del Chapo tengan que ver con el asesinato de Javier Valdez

A través de su columna, el director del semanario narró los hechos que desencadenaron la muerte del periodista.

Continúan las muestras de solidaridad con el gremio periodístico, tras la muerte de Javier Valdez. Foto: Rashide Frías/Cuartoscuro.com
- Publicidad -

Para el director del semanario Ríodoce, Ismael Bojórquez, existe una posible línea de investigación que apunta a que los hijos de Joaquín Guzmán Loera, están detrás del asesinato del periodista y escritor Javier Valdez.

El fundador del semanario sinaloense fue acribillado el pasado 15 de mayo en Culiacán, luego de que realizara una entrevista a Dámaso López “El Licenciado”.

Cuando re aprehendieron a El Chapo Guzmán, en Los Mochis a principios de 2016, la violencia se recrudeció de forma significativa en la entidad.

En especial por la lucha que comenzaron los hijos del capo ahora extraditado a los Estados Unidos en contra de Dámaso López Nuñez (quien había sido designado como sucesor), por el control del cártel.

Estos enfrentamientos fueron escalando de nivel a medida que avanzaron los meses y en febrero de 2017, con la incursión de gente armada a Villa Juárez, Navolato se desató una guerra mediática entre los mismos criminales.

Primero los hijos de El Chapo enviaron una carta a Ciro Gómez Levya y luego Dámaso busco a dos medios -uno de ellos Ríodoce- a quienes les concedió una entrevista realizada por el propio Valdez, donde se deslindó de los ataques que los Chapitos querían atribuirle.

Tan pronto como se enteraron los hijos de Guzmán Loera de la entrevista, presionaron a Valdez para que esta no fuera publicada. Cuando el semanario se negó, buscaron a través de intimidación cortar la circulación de la publicación e incluso llegaron a comprar todos los ejemplares en las tiendas donde llegaban a encontrar las declaraciones concedidas a Ríodoce.

Bojórquez admite en su columna, que fue a partir de este incidente que Javier Valdez y todo su equipo comenzaron a sentirse más inseguros e incluso se le recomendó al ahora periodista asesinado que se ausentara de la ciudad temporalmente para estar fuera de peligro y trabajar mientras en proyectos de otras entidades.

Al final, estar lejos de su familia le impidió abandonar Culiacán.

Con la detención de El Licenciado el pasado 02 de mayo en la Ciudad de México, el equipo de Ríodoce creyó que esto provocaría una pax narca en la región, es decir que devolvería la paz a las calles a cambio de que los criminales pudieran trabajar libremente.

Pero la realidad resultó ser muy distinta y Bojórquez admitió arrepentirse ahora de haber publicado en un principio la entrevista con Dámaso López, pero también por no haber tomado en serio las amenazas de los hijos de El Chapo y tratar de que el fundador de Ríodoce abandonara Culiacán a tiempo, ya que afirma que de no haber entrado a esta guerra mediática, quizás hoy Javier Valdez seguiría con vida.

Comentarios