- Publicidad -

De acuerdo a información difundida por el  Diario The New York Times, Trump pidió a James Comey, quien fuera hasta la semana pasada la cabeza del FBI, “dejar pasar” la investigación del ex consejero de seguridad, Michael Flynn y sus supuestos vínculos con el gobierno ruso de Vladimir Putin.

A través de un memorando escrito en ese entonces por Comey, se revela que Trump le hizo una petición a su subordinado: “espero que pueda dejar pasar esto.”

Para el diario (el cual Trump ha criticado en más de una ocasión, señalándolo de divulgar noticias falsas), ésta es la evidencia más clara de que el presidente ha tratado de influir de forma directa en las pesquisas, tanto del Departamento de Justicia como de la propia Oficina Central de Inteligencia, quienes han investigado los recientes vínculos entre su administración y Moscú.

El despido de Comey, que ha generado grandes críticas tanto del lado demócrata como del republicano, se suscitó luego de que según el propio memorando, al parecer el presidente simplemente pensaba que Flynn era “un buen tipo”, por lo que consideraba que lo más sano era dejarlo en paz.

Flynn a su vez, fue obligado a renunciar hace unas semanas tras revelarse que había mentido al vicepresidente Mike Pence sobre la naturaleza de conversaciones mantenidas con el embajador ruso en los Estados Unidos.

La Casa Blanca por otra parte, reviró a través de un comunicado en el que negó por completo que el presidente o cualquier otra persona cercana a él, interfiriera para poner fin a dicha investigación.

El gobierno federal insiste en que Trump tiene el máximo respeto por las agencias que aplican la ley, sin embargo, en otra entrevista, admitió que el despido de Comey se debió en buena medida a que consideraba este asunto de Rusia como una “historia inventada.”

El testimonio presentado por James Comey resulta en estos momentos clave en la investigación, ya que para el ex jefe de inteligencia resultó de suma importancia dejar un testimonio que pusiera en claro la postura del presidente respecto a que se siguiera husmeando sobre sus posibles nexos con Rusia.

Con cada vez más sectores del pueblo norteamericano consternados por la secrecía con la que se maneja el presidente no queda más que preguntarnos, con tantos secretos a su alrededor a tan sólo poco más de 100 días de gobierno ¿será este el principio del fin para Donald Trump?

(Con información de Notimex)

Comentarios