Revela AMLO que EEUU pretendía vigilar aplicación de la reforma laboral

Jesús Seade, subsecretario para América del Norte
- Publicidad -

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló esta mañana que Estados Unidos pretendía enviar a supervisores o inspectores a nuestro país con el objeto de constar el cumplimiento de la reforma laboral, la cual fue una de las condiciones que los vecinos del norte pusieron para renovar el acuerdo comercial para América del Norte, mejor conocido como T-MEC

“Nosotros no aceptamos eso, o sea que haya una especie de inspectores para ver si una empresa cumple con lo establecido en la ley, si realmente se llevó a cabo la elección (en un sindicato) de manera democrática, no se aceptó”, señaló el mandatario en conferencia de prensa matutina.

En su lugar, según explicó, se propuso la figura de los paneles de controversia donde participen de manera conjunta un representante de Estados Unidos, uno de México y un tercero, para que si una empresa o sindicato no cumplió la norma en un plazo considerable, los panelistas decidan si hubo violación o incumplimiento en materia laboral.

“Si hay una controversia en una empresa”, dijo, “no en todo el sector empresarial, no en toda la industria de México, que pueda haber un panel, que es distinto, donde participemos de manera conjunta, un representante de Estados Unidos y un representante de México, y un tercero, para que si no se cumplió con la norma, en un plazo considerable (…) estos panelistas, que son como jueces, ya deciden si realmente hubo una violación o incumplimiento en materia laboral”, añadió el jefe del Ejecutivo federal.

Ante la inconformidad manifestada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que considera que se están pidiendo demandas extremas para la consolidación del acuerdo, López Obrador dijo entender su posición, pero aclaró que en este caso México ha hecho una propuesta.

El mandatario cree que la medida puesta sobre la mesa genera desconfianza en los empresarios, quienes incluso advirtieron que puede ahuyentar la inversión, pero alienta a los trabajadores pues es garante de que se cumplan las reglas.

Además, aseguró que le tiene confianza al negociador Jesús Seade, quien ha estado a cargo del tema.

“Este tema es complejo y nosotros lo hemos planteado con toda claridad, con toda transparencia, tenemos un buen negociador, Jesús Seade, que está en esto, estamos informados, él ya sabe qué sí y qué no”.

El primer mandatario expuso que ha pedido a Seade que una vez concretado un acuerdo, se haga un paréntesis para que lo acordado sea sometido a la consideración del Senado mexicano.

“Yo espero que se resuelva y también hay la instrucción, primero toda la confianza a Jesus Seade, es mi representante, tiene la confianza para firmar, pero al mismo tiempo, ya que él esté satisfecho, antes de firmar, que pida un tiempo, que se abra un paréntesis, para consultar a los senadores mexicanos, aunque la ratificación se dé después, pero antes se consulta para recoger la opinión del Senado”, aseveró.

Comentarios