Restringe EEUU información del caso García Luna

También decidió sellar el proceso que se le sigue a Iván Reyes Arzate

Genaro García Luna. Foto: Alfredo ESTRELLA / AFP
- Publicidad -

Una corte federal en Nueva York puso bajo sello los casos criminales contra Genaro García Luna quien fuera secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón y contra Iván Reyes Arzate ex mando de la Policía Federal entre 2008 y 2017, acusados a finales de 2019 de proteger a varios cárteles del narcotráfico.

De manera inusual, la Corte para el Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn, optó por cerrar por completo el acceso público a ambos casos.

Todavía hasta el 26 de junio, fue posible consultar los expedientes por el sistema electrónico de las cortes federales estadounidenses.

En el caso de García Luna, se agregó a su nombre la anotación “et al” (y todos los demás), lo que significa que ya hay al menos un acusado más en el mismo proceso.

La acusación original, presentada el 04 de diciembre ante la corte, solo había incluido a García Luna.

Por lo general, el público tiene derecho a acceder a la información de los procesos judiciales en Estados Unidos, aunque hay excepciones, donde se argumenta la seguridad nacional o colaboración de acusados de la fiscalía.

De tal forma que, en los casos bajo sello, el público ya no podrá saber de fechas de audiencias ni acceder a ellas, ni conocerá las mociones y otros documentos que las partes presenten al juez Brian M. Cogan, quien lleva ambos procesos.

La próxima audiencia de estatus del proceso de García está programada para el 30 de julio, en una etapa de descubrimiento probatorio previa al juicio, que por su complejidad y las interrupciones provocadas por la pandemia, aún podría tomar uno o dos años para iniciar.

Tanto García Luna como Reyes Arzate estaban en negociaciones para una posible declaración voluntaria de culpabilidad a cambio de beneficios, lo que es común en todos los juicios penales en Estados Unidos.

García Luna, enfrenta tres cargos de narcotráfico por proteger al cártel de Sinaloa hasta su salida del Gobierno a finales de 2012, y uno por falsedad de declaración al realizar su trámite para adquirir la residencia permanente en Estados Unidos.

Reyes Arzate trabajó para García Luna y como jefe de la Unidad de Asuntos Sensitivos de la Policía Federal era el principal contacto con la DEA.

Es señalado de colaborar en 2016 con el Seguimiento 39, un grupo delincuencial “neutral” que tenía alianzas con los cárteles de Sinaloa, del Golfo, de Jalisco Nueva Generación y los Zetas.

(Con información de Reforma)

Comentarios