Republicanos buscan tumbar al fiscal que investiga nexos de Trump con Rusia

Los conservadores buscan a toda costa que las pesquisas no toquen al Mandatario

Robert Mueller. Foto: Ron Sachs / CNP
- Publicidad -

Robert Mueller, el fiscal especial que investiga los nexos del Kremlin con la Casa Blanca, se encuentra en la mira del partido Republicano y del propio presidente Donald Trump, quienes buscan a toda costa frenarlo a través de acusaciones de escándalos y un inmenso frente mediático, comandado por la cadena Fox News y hasta The Wall Street Journal

Mueller ha pasado a convertirse en la pesadilla del Mandatario, pues desde que inició la investigación este se ha considerado víctima de una caza de brujas en contra de él y sus colaboradores más cercanos.

A pesar de los múltiples intentos de Trump por querer cerrar el caso, hasta volcar las miradas a su exrival en las elecciones Hillary Clinton, ahora parece haberse abierto una pequeña oportunidad para hacer caer a Mueller.

La brecha podría venir de parte de Peter Strozk, un alto mando del FBI, quien fue apartado en verano de las pesquisas por el propio Mueller, debido a que envió incendiarios mensajes a su pareja (una abogada del FBI y colaboradora del fiscal especial), en contra de Trump durante los comicios.

Aunque se trata de un caso penalmente débil, los conservadores consideran que el odio de Strozk hacia Trump, lo convirtió en parcial al momento de tomar decisiones, lo cual buscan que eche abajo las investigaciones en torno a la Casa Blanca.

Además, los republicanos han hecho peticiones de información al Congreso e investigaciones paralelas en contra de Mueller, pues buscan la forma de implicarlo en estas acusaciones.

Según, Sean Hannity de la cadena Fox, “Mueller ha formado un equipo de cruzados liberales, corruptos y extremadamente prejuiciados, que solo tiene una misión: destruir a nuestro presidente. Están tratando de generar una crisis constitucional que amenazará el imperio de la ley”.

Por otro lado, The Wall Street Journal dedicó una editorial a la investigación diciendo que “Mueller está en excesivo conflicto para investigar y debe dimitir a favor de alguien más creíble. La investigación seguramente continuaría, aunque quizá de la mano de alguien que no piense que su trabajo incluye proteger al FBI y a James Comey”.

Hasta el momento la investigación de Mueller ya cuenta con cuatros imputados, entre ellos el exasesor de seguridad Michael Flynn y el exjefe de campaña electoral Paul Manafort, sin embargo, su objetivo es llegar hasta el propio presidente, mientras los republicanos buscan desesperadamente que las pesquisas se vengan abajo a toda costa.

(Con información de El País)

Comentarios