Renuncia presidente paraguayo; prefiere el Senado

Horacio Cartes justificó su renuncia pues quiere seguir “sirviendo al país desde el Senado”, sin embargo es la culminación de una serie de amarres para seguir conservando el poder

Horacio Cartes y vicepresidenta Alicia Pucheta. AFP PHOTO / Norberto DUARTE
- Publicidad -

A poco más de dos meses de dejar el cargo, el presidente de Paraguay, Horacio Cartes renunció.

Cartes termina su mandato con bajos niveles de popularidad, las últimas estimaciones calculan que ronda alrededor del 20 por ciento, sin embargo su Gobierno no está atravesando ninguna crisis que hiciera pensar en su dimisión.

Pero la renuncia fue totalmente voluntaria, y es parte de una jugada política que le permita asumir como senador activo, un cargo para el que fue electo en los comicios del 22 de abril pasado.

Según la Constitución paraguaya, a todos los expresidentes les corresponde un puesto en el Senado, pero bajo la figura de senador vitalicio, lo cual significa que tienen voz pero no derecho a voto, y tampoco a sueldo.

Cabe recordar que el año pasado, Cartes intentó modificar la ley para habilitar su reelección, pero debido a las protestas masivas en las calles de Asunción, tuvo que desistir de su plan de mantenerse un periodo más en la Presidencia.

En los disturbios murió un manifestante y se provocaron incendios en la sede del Congreso Nacional, después de que un grupo de senadores aprobaron el proyecto de enmienda constitucional, en una votación sorpresa y a puerta cerrada.

Al fracasar su intentona, Cartes se postuló a senador junto con el expresidente Nicanor Frutos que gobernó la nación de 2003 a 2008, a pesar de las protestas de juristas y opositores que planteaban la inconstitucionalidad de la maniobra, con la victoria del Partido Colorado, que obtuvo 17 de 45 bancas para el Senado, logró colocar a ambos personajes.

La oposición llevó su queja ante la Suprema Corte, pero como en todos los países se cuecen habas, la juez  Alicia Pucheta de Correa, renunció a la Corte para transformarse en vicepresidente de Paraguay y así quedar a cargo del país ante una posible vacancia.

Así que, como era de esperarse, la semana pasada, la Corte falló a favor de Cartes, pues no encontró impedimentos legales para que asuma el cargo de senador activo.

De esta forma el mandatario evita convertirse en automático en senador vitalicio; lo único que falta para que su jugada sea exitosa es que el Congreso acepte su renuncia, lo cual puede ocurrir este miércoles.

De esta forma, Alicia Pucheta asumirá la Presidencia hasta el 15 de agosto, cuando entregue el mandato al recién electo Mario Abdo Benítez, también del Partido Colorado.

(Con información de Infobae)

Comentarios