Relacionan al Consejo Mexicano de Negocios con documental sobre populismo

- Publicidad -

El Gobierno federal señaló este jueves al Consejo Mexicano de Negocios como uno de los patrocinadores del documental “Populismo en América Latina”.

La Presidencia de la República difundió un documento en el que asegura que, entre julio y septiembre de 2017, el Consejo, entonces encabezado por el empresario Alejandro Ramírez, entregó 96.9 millones de pesos a la consultoría digital Conaxis y esta, a su vez, dio 18.5 millones de pesos a la empresa Piña Digital, propietaria de “La División”, casa que produjo el documental.

Según la Unidad de Investigación Financiera (UIF), en diciembre de 2017 y enero de 2018, la consultoría digital también entregó 34 millones de pesos a Martha Matilde Mejía Montes, quien, como intermediaria, entregó 8.36 millones de pesos al exdirectivo de Televisa y publicista del expresidente Enrique Peña Nieto, Alejandro Quintero, quien forma parte de las indagatorias por los vínculos que tiene con las empresas Grupo Tv Promo y TV Promo de las cuales es accionista.

Dichas empresas son señaladas como artífices de la “campaña negra” en contra de Andrés Manuel López Obrador durante el proceso electoral pasado.

También, Quintero Íñiguez, según la UIF, fue apoderado legal de Telepersonal S.A de C.V, empresa resultante de la fusión de Radar Comunicación y Mercadotecnia S.A de C.V y Radar Servicios y Especializados de Mercadotecnia S.A de C.V, la primera es una empresa relacionada con la creación de spots y mensajes presidenciales del anterior Gobierno federal y la segunda mencionada como partícipe de una campaña a favor de Enrique Peña Nieto.

Grupo TV Promo es también vinculada a la empresa Bufete de Proyectos Información y Análisis S.A de C.V, indicada por el sistema financiero como una presunta empresa fachada, así como parte de una red de empresas relacionadas a un esquema de desvío de recursos públicos para favorecer campañas políticas.

El Bufete de Proyectos Información y Análisis S.A de C.V, a su vez, fue reportada por el sector financiero por haber sido utilizada para desviar recursos de Sedesol (2012-2015) y Sedatu (2015-2018) durante la gestión de Rosario Robles Berlanga. Además, de operaciones fuera de su perfil transaccional, efectuadas de manera estructurada, no permanencia de recursos en la cuenta y como una posible empresa fachada.

Esta mañana, el titular de la UIF, Santiago Nieto, informó que interpondrá una denuncia por presuntos delitos electorales y lavado de dinero contra quienes resulten responsables por la supuesta guerra sucia contra el presidente López Obrador en el proceso electoral del año pasado.

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios